Compartir
Publicidad

Pregunta a la matrona: Parto vaginal después de cesárea (PVDC)

Pregunta a la matrona: Parto vaginal después de cesárea (PVDC)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como todos los viernes llega nuestra sección: Pregunta a la matrona. En ella la matrona Marina Fernández cada semana responderá a una pregunta que nuestras lectoras hayan dejado para ella.

Esta semana hemos elegido una pregunta que, para las mujeres que han tenido una cesárea y van a tener un segundo hijo es importante, pues vamos a valorar la posibilidad de un parto vaginal, sus ventajas y posibles problemas.


Marina Fernández es matrona, especializada en parto en casa, asesora de lactancia y experta en terapias complementarias. Es miembro de la Asociación Profesional Nacer en Casa y socia-fundadora de Multilacta.
marina en pequeño
Cada semana colaborará con Bebés y más respondiendo una pregunta de nuestras lectoras. Podéis conocerla mejor en su página Marina Matrona.

La pregunta que hemos seleccionado es la de Nene-nenita, a la que ya respondió en su primera parte anteriormente Marina, se trata de esta:

Dos preguntas que me preocupan porque estoy casi cumplida: Si rompes la bolsa ¿te vas de inmediato al hospital? Tengo entendido que si no te pones de parto en 12 horas te inducen el parto ... :(. Y otra... Me han dicho que tengo riesgo de rotura uterina porque mi anterior embarazo acabó a las 26 semanas en cesárea de urgencia. Voy a intentar parto natural, algún consejo, recomendación? ¿Cómo se si se está produciendo la rotura?

La matrona Marina Fernández responde a la segunda pregunta esta semana, la que se refiere a un parto vaginal después de cesárea:

"Según la publicación del Ministerio de Sanidad del 2010 sobre la “Asistencia al parto de las mujeres sanas. Estudio de variabilidad y revisión sistemática.” dice :

“Con los datos de cesáreas que cuenta, con un 22,2% en centros de titularidad pública, España está muy por encima del 15% de cesáreas que recomienda la OMS, un porcentaje que se incrementa aún más si tenemos en cuenta las cesáreas realizadas en centros privados de manera que se establece en torno al 33%”

Hasta hace muy poco, un motivo para indicar una cesárea, era el de cesárea anterior. Y por desgracia, en algunos hospitales todavía es uno de los criterios para recomendar una cesárea. Por ese motivo la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), recomienda que sea la mujer, una vez informada, la que decida si quiere intentar un parto vaginal o no. Esta información debe ser clara, objetiva, y con la evidencia científica en la mano para que la mujer sea libre para decidir lo mejor para ella y su bebé.

Ante esta situación nos encontramos que un alto porcentaje de mujeres, han tenido una cesárea y quieren plantearse un parto vaginal. Cuando se ha realizado una cesárea, hay una cicatriz en el útero que se debe “mimar” lo máximo posible para minimizar los riesgos de sufrir la tan temida “rotura uterina”, durante el proceso del parto. La forma de “mimar” una cicatriz es tratarla con cuidado y suavidad, es decir, no forzarla en ningún momento con inducciones, oxitocina, posturas obligadas, prisas, miedos, juicios, órdenes, etc. La forma de cuidar el proceso del siguiente parto es RESPETAR las condiciones fisiológicas del parto y las decisiones de la mujer que va a parir.

Los estudios publicados sobre el tema, dan unos resultados de riesgo de rotura uterina entre un 0’2-1% , sin inducción del siguiente parto. Si se realiza ésta, el riesgo asciende hasta un 6%. Por el contrario, si se disminuye la intervención, y se cuidan otros parámetros como postura libre, tiempo de espera suficiente para que el cuerpo vaya haciendo su trabajo sin prisas, ambiente emocional adecuado al trabajo de parto de esa mujer, etc. El riesgo disminuye hasta el 0’02%, de rotura uterina, en los partos en casa. Hoy en día, las cesáreas se realizan con una incisión horizontal, que conlleva menor riesgo de dehiscencia de la cicatriz, que las incisiones verticales que se realizaban anteriormente.

En el supuesto caso de suceder, el riesgo para la madre es de hemorragia y, en muy pocos casos , histerectomía, pero no se ha descrito una mayor mortalidad asociada, no siendo así para el bebé, que sufre riesgo de muerte fetal en un 5’5% de las roturas uterinas.

Sin embargo, todos los estudios concluyen, que es mayor el riesgo de una cesárea con respecto al intento de parto vaginal tras cesárea. La cesárea implica un riesgo asociado de mayor morbi-mortalidad materna, mayor morbi-mortalidad neonatal, mayores complicaciones para la salud reproductiva de la mujer, etc.

Las tasas de éxito del intento de parto vaginal tras cesárea son alrededor de un 70-80% en un parto hospitalario con poco intervencionismo y de un 90% de partos en casa. Esta tasa de éxito, es muy similar a la de parto vaginal sin cesárea previa, puesto que antes hemos comentado el porcentaje de cesáreas que hay actualmente en España. Hay que tener en cuenta también el tema emocional, el éxito de ver que tu cuerpo funciona correctamente, la satisfacción de poner parir sin necesidad de ayuda exterior como mamíferos hembras que somos y estamos preparadas para parir.

Para que este éxito sea mayor, debemos tener en cuenta que es conveniente esperar por lo menos 1 año hasta el inicio del siguiente embarazo, para que las contracciones uterinas del siguiente parto, se produzcan tras casi 24 meses y esté bien cicatrizada la incisión anterior. En el caso de producirse en embarazo antes de lo esperado, no habría que hacer nada diferente y se sigue recomendando la opción de parto vaginal en primer lugar.

Si se tienen ya dos cesáreas, no aumenta el riesgo de rotura uterina significativamente en los estudios, pero sí aumenta el riesgo que conlleva una nueva cicatriz en el útero, con otra cirugía mayor, anestesia, etc. Por lo que en todos los casos, hay que valorar la posibilidad de intentar un parto vaginal después de una cesárea previa.

La SEGO sólo contraindica un parto vaginal en los siguientes casos:

  • Si la incisión de la cesárea anterior se realizó en la parte alta del útero.
  • Si anteriormente ocurrió una rotura uterina.
  • Si en una operación para eliminar un mioma se abrió la cavidad uterina.
  • Sin hay tres o más cesáreas.

Puedes obtener más información sobre estos estudios, y otros artículos relacionados con el tema, igual que experiencias de mujeres que han tenido un PVDC en “Blog El Parto es Nuestro”, y en www.doctorsantos.com.

Para finalizar me gustaría decir, que yo también tengo en mi primer parto una cesárea y luego he tenido dos partos vaginales maravillosos sin ningún problema y por lo tanto animo a las mujeres que están en esta situación a intentarlo. He atendido muchos partos en estas circunstancias y sobre todo la satisfacción emocional de poder conseguirlo es inmensa."

Esperamos que la respuesta de la matrona Marina Fernández os sea de utilidad y sirva para despejar vuestras dudas. Recordad que todos los viernes elegiremos una pregunta para que ella pueda responderla, así que si estás embarazada, puedes dejar aqui tu pregunta.

En Bebés y más | Historias de partos naturales después de una (o dos) cesáreas, Pregunta a la matrona: una niña que viene de nalgas, Pregunta a la matrona Marina Fernández Martín: déjanos tus dudas y te las responderá, El parto en casa explicado por Marina Fernández y Emilio Santos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos