Compartir
Publicidad

Piel con piel madre-bebé, también tras una cesárea

Piel con piel madre-bebé, también tras una cesárea
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El contacto temprano piel con piel tiene múltiples beneficios para la madre y el bebé, por ello se ha de procurar que, siempre que las condiciones de salud de ambos lo permitan, no se separen. El Hospital General Universitario de Elche (Alicante) ha aplicado por primera vez la técnica de contacto “piel con piel madre-bebé” después de una cesárea.

Ha sido en el propio quirófano, después de que la mujer diera a luz por cesárea a dos gemelos. Hasta ahora los bebés nacidos de este modo esperaban a la recuperación de su madre acompañados de sus padres, quienes ya utilizaban esta técnica de contacto padre-bebé, como se hace en otros hospitales.

La primera mamá que pudo acunar a sus hijos gemelos lo hizo durante más de una hora en el mismo quirófano en el que se le practicó una cesárea. El equipo médico del hospital promovió la técnica de contacto “piel con piel” para favorecer la adaptación del recién nacido a la vida y reforzar sus vínculos emocionales con la madre.

Y es que esta técnica contribuye al alcance o mantenimiento de los niveles de temperatura normales en el neonato y permite que el bebé perciba el tranquilizante ritmo del corazón de la madre y el sonido de su voz, junto a más beneficios a corto y medio plazo.

Ya hemos comentado en otra ocasión que la humanización de los partos, también en el caso de las cesáreas, deberían promover el contacto piel con piel y el amamantamiento temprano. El contacto con la madre y con el padre desde el primer momento es fundamental para el desarrollo del niño.

El Hospital General Universitario de Elche tiene entre sus prioridades la puesta en marcha de una serie de iniciativas y mejoras para el fomento de la humanización del parto y una aumento de la calidad asistencial al recién nacido y a su madre.

Entre estas iniciativas se encuentra la propuesta de que las futuras mamás conozcan la sala de partos antes de dar a luz, o el programa de puertas abiertas de la Unidad de Neonatología para que los padres puedan estar con sus bebés todo el tiempo que lo deseen.

Esperamos que la cesárea no sea un impedimento para que las madres y sus bebés puedan estar en contacto piel con piel tras el nacimiento, y al mismo tiempo deseamos que el número de cesáreas innecesarias, que pueden hacer que esa posibilidad sea menor dados los riesgos que conlleva, disminuya.

Vía | El Correo
Foto | Anthony J en Flickr-CC
En Bebés y más | La importancia de la no separación madre-bebé, Buenas prácticas en la primera hora de vida, La importancia del contacto precoz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos