Sigue a

embarazada

A nadie le gusta que le metan prisa, y mucho menos para algo tan importante como nacer. Si todo va bien y se trata de un embarazo sano, el nacimiento se desencadenará nada más y nada menos que cuando ambos, madre y bebé, estén preparados para que ocurra.

Esperar a que el parto comience por sí mismo es un derecho que todas las madres y sus bebés deberían tener. Así que no le metas prisa, el bebé nacerá cuando esté preparado para nacer.

40-semanas-para-el-parto

A partir de la semana 37 se considera que un embarazo ha llegado a su término, pero un bebé nacido en la semana 41 también es un bebé a término, con nada menos que cuatro semanas de diferencia, en las cuales el bebé aumenta mucho de peso y termina de desarrollar los pulmones y otros órganos esenciales.

Esas últimas semanas pueden ser decisivas para la salud y el desarrollo del bebé. Hay estudios que demuestran que existe mayor riesgo en los niños nacidos en la semana 37 que en la 40 y que incluso nacer apenas dos semanas antes puede afectar el desarrollo de los niños.

El parto es un proceso fisiológico que debe desencadenarse de forma natural al ponerse en marcha en la mujer complejos mecanismos hormonales. Cuando el parto es inducido mediante fármacos para estimular las contracciones uterinas, o cuando se practica una cesárea electiva, esos mecanismos naturales, importantes para la madre y el bebé, se alteran.

Es por eso que se recomienda esperar a que el parto comience por sí solo, respetar los ritmos naturales, sin meterle prisa al bebé que nacerá cuando esté preparado para nacer.

Más información | awhonn
Foto | Photos by Lina
En Bebés y más | Neurobiología del parto, por Ibone Olza, ¿Veremos algún día parir a las mujeres sin interferencias?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario