Sigue a Bebesymas

embarazada

El reciente parto de un familiar cercano me ha hecho reflexionar acerca de las habladurías y falsos mitos que se suelen tener acerca de los partos.

El bebé que acaba de nacer ha pesado 3,900 kilos. Ya podía verse en las ecografías que venía grande y no se tardó en especular si su madre, bajita, menudita y de caderas angostas, sería capaz de parir a semejante bebé.

Enseguida surgen los comentarios, “seguramente será un parto complicado” o “el bebé acabará naciendo por cesárea porque no tendrá por dónde salir”. De ninguna manera es así. No hay ningún fundamento para hacer esas afirmaciones, además de que predisponen a la madre negativamente.

Por empezar, no puede determinarse “a ojo de buen cubero” que un cuerpo no está apto para parir naturalmente. Es un error, igual que decir que por tener pechos pequeños no se puede amamantar. El tamaño de la pelvis no tiene nada que ver con el tamaño de las caderas de una mujer. Hay mujeres caderonas con una pelvis pequeña y mujeres menuditas con pelvis grande.

Para seguir, una mujer pequeña puede dar a luz a un bebé de más de 4 kilos sin problema. En otras palabras, el tamaño de la pelvis no tiene nada que ver con la inviabilidad de un parto vaginal. Lo importante es la posición del bebé respecto de la forma de la pelvis de la madre, que en muy escasas ocasiones impide la salida del bebé por el canal de parto.

Todas podemos parir, independientemente de nuestra complexión física o el tamaño de nuestras caderas. El cuerpo de la mujer está naturalmente programado para parir por vía vaginal.

Además, durante el embarazo se activan mecanismo fisiológicos que aumentan la flexibilidad de los huesos de la pelvis que se abren para favorecen el paso del bebé, igualmente que los huesos de la cabeza se amoldan superponiéndose para atravesar el canal de parto con mayor facilidad.

Por cierto, para acabar el cuento, el bebé nació por parto vaginal, rápido y sin complicaciones.

Mas información | Holistika.net

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario