Síguenos

forceps.jpg

En los primeros siglos de la era moderna, Hipócrates inauguró el uso de fórceps obstétrico para poder extraer el bebé con sus propias manos, pero no sería hasta el año 1580 cuando se establecerían las bases del fórceps moderno. Aunque hay otros estudios que indican que se inventó en Inglaterra allá por el año 1600. Este aparato con una forma parecida a una cuchara doble en forma de equis, ha sido muy polémico durante las últimas décadas y con razón.

Por una parte están los defensores de este aparato que argumentan que gracias a él, se han salvado miles de vidas, pero tenemos que tener en cuenta que realmente hay una serie de inconvenientes en su utilización, como los desgarros vaginales, la formación de fístulas o la separación de la sínfisis, etc.

Pero tenemos que tener en cuenta que no sólo hay riesgos existentes para la madre, también los hay para el bebé. El uso del fórceps puede oprimir demasiado algún nervio de la cara llegando a ocasionar una parálisis facial en el bebé, eso en los casos más graves. En los de menor gravedad, el bebé puede presentar algunos hematomas y marcas en la cara, aunque desaparecen en unos pocos días.

El fórceps ha sido utilizado durante mucho tiempo como herramienta en la fase del expulsivo, en caso de sufrimiento fetal o expulsivos demasiado prolongados. Permite coger y girar la cabeza del bebé para que saliera adecuadamente, ayudándole a salir cuidadosamente, o eso se cree.

Algunas de las razones por las que se utilizan los fórceps son debidas a que el bebé no avanza por el canal del parto y la mamá ya no puede empujar más, también puede ser por una mala colocación. El profesional que realiza esta técnica, tiene que estar perfectamente entrenado en su uso, y en caso de que no funcionara, se recurre a la cesárea.

Hoy en día parece que se descarta el uso de esta herramienta por algunos profesionales, mientras que otros insisten en que su uso está realizado con plenas garantías de seguridad. Hay numerosos estudios que apoyan las palabras de quien está en contra y a favor.

Más información | Babysitio
Más información | elmundosalud

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario