Compartir
Publicidad

Qué desastre de madre: obliga a su hijo de tres años a hacerse un tatuaje‏

Guardar
19 Comentarios
Publicidad

Siempre que hablo de los pendientes de las niñas explico que mi posición ante estos es la de no hacerlos para evitar a las niñas un dolor que no conlleva ningún beneficio más allá de hacer que sus orejas queden adornadas. Pues bien, si esta es mi opinión acerca de los pendientes, imaginad cuál es si hablamos de hacer un tatuaje a un niño de tres años.

Evidentemente, y por suerte, no es esta una práctica demasiado extendida, pues si no esta noticia no sería noticia. Una madre obligó a su hijo a hacerse un tatuaje hasta el punto de ayudar a sujetar el brazo del niño mientras le grababan un dibujo en su piel.

En el vídeo no se sabe qué es lo que le están tatuando, aunque se sugiere que es el símbolo de la marca de la religión que sigue la madre. Tanto si es cierto como si se trata de un simple dibujo sin más significado, el rechazo ante tal práctica es más que lógico (en las redes sociales hubo bastante movimiento): es un dibujo que le gusta a la madre y no necesariamente al niño, el tatuaje lo pide la madre y no el niño, duele, y mucho, el niño tiene solo tres años y encima está sufriendo sólo para lucir un dibujo.

Por cierto, la labor del tatuador, lamentable también. Debería haberse negado.

Vídeo | YouTube En Bebés y más | Tatuajes temporales peligrosos, Peque Seguro: tatuajes temporales de seguridad para el niño, Qué desastre de madre: se lleva a su bebé de cuatro meses a una "rave" de música electrónica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos