Compartir
Publicidad

La expulsaron del colegio por querer jugar con una pistola de pompas de jabón‏

La expulsaron del colegio por querer jugar con una pistola de pompas de jabón‏
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Siguen sucediendo en Estados Unidos cosas tan absurdas como esta que os relato hoy. Una niña de cinco años fue expulsada de su colegio por querer jugar con una pistola de Hello Kitty que forma pompas de jabón al disparar. Seguro que pensaréis lo mismo que yo, que no es motivo para echarla, ni siquiera en España, pero sabiendo que allí las armas están permitidas y que cualquier ciudadano civil puede tener una o varias pistolas en casa la sorpresa es aún mayor.

Sucedió en Pennsylvania, donde la dirección de una escuela decidió que la niña no podría acudir al centro durante diez días en respuesta a lo que consideraron una "arriesgada amenaza terrorista".

Al parecer, la niña sugirió a sus compañeros de clase un "peligrosísimo" juego que consistía en dispararse unos a otros pompas de jabón. No sabemos si es que allí las pompas de jabón hacen daño o si entendieron que lo que se iban a lanzar era la pistola, pero en el colegio no se tomaron nada bien la sugerencia y decidieron cortar de raíz.

Lo más fuerte del asunto es que la niña tenía la pistola en casa. Pensó que sería buena idea traerla otro día e hizo la sugerencia a sus amiguitos. Algún espía avispado, o quizás algún niño contra-espía debió de pasar los informes a los máximos dirigentes y la niña fue expulsada de inmediato.

Durante su expulsión tuvo que someterse a una evaluación psiquiátrica (¿?) en la que se dictaminó que la amenaza terrorista no era para tanto, que las pompas de jabón podrían no ser tan peligrosas y que la niña de cinco años parecía no tener mala intención, sino sólo el objetivo de utilizar la pistolita para lo que se creó, hacer pompitas. Gracias a ello se redujo la condena a solo dos días.

Los padre, obviamente, empezaron a plantearse si debían denunciar a la escuela, máxime cuando han tratado de cambiar a la niña de colegio (quizás por uno donde hayan visto Barrio Sésamo y sepan valorar qué es peligroso y qué no lo es) y no la admiten por culpa de que en su historial aparece una mancha que dice que es una pequeña terrorista.

Desde la escuela, se justifican diciendo que "La escuela de primaria de Mount Carmel se toma el bienestar y la seguridad de sus estudiantes y trabajadores muy en serio". Y tan en serio, no quiero pensar qué puede suceder cuando un niño traiga una bolsa llena de confeti para celebrar su cumpleaños.

Vía y Foto | Yahoo noticias En Bebés y más | Expulsan de la guardería a un niño de 15 meses por morder a otros niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos