Compartir
Publicidad

Escandalizados por un cigarro de mentira... ¿y el resto no importa?

Escandalizados por un cigarro de mentira... ¿y el resto no importa?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El concurso Toddlers & Tiaras (“Princesitas”) es un reality show estadounidense que se emite en el que niñas y niños compiten en un concurso de belleza imitando a los mayores en lo bueno, y en lo malo. Sobre todo en lo malo.

El show se emite desde el 2009, pero resulta difícil imaginar a un miembro del jurado o al público del concurso infantil diciendo “Oh, dios mío, lleva tacones y va pintada como una puerta… Qué horror, ¿por qué le habrán hecho la manicura francesa? ¿Cuándo va al cole esta niña?”…

En cambio, el hecho de que una niña haya salido en su imitación de Olivia Newton John en la película “Grease” con un cigarrillo falso en la mano ha hecho que jurado y público se quedaran patidifusos ante semejante aberración.

Se trata de la pequeña Destiny, de cuatro años de edad, la que, empujada y preparada por su madre, con la supuesta aprobación de toda la familia, sale al escenario disfrazada de Sandy y entre todos los complementos, lacas, permanentes y cueros aparece un cigarrillo para poder imitar la escena final de “Grease”.

Aquí podéis ver el vídeo que se regodea en el gran pecado, que la niña en su disfraz añada el cigarrillo, y sobre todo que la madre le recalque a la pequeña antes de salir al escenario “No te olvides de fumar”:

El púbico escandalizado, un miembro del jurado ojiplático… ¡parece que se acababa el mundo en plató! No puedo dejar de preguntarme si el efecto hubiera sido el mismo si el niño o la niña en el concurso hubieran salido disfrazados de vaquero y la madre le recordara que tenía que disparar con su pistola de juguete en su actuación.

Dejando al margen que, aunque desconozco la mecánica del reallity, imagino que antes de la actuación alguien supervisa lo que se va a ver en el escenario, por lo que incluso podría pensarse que ese detalle del cigarro se dejó intencionadamente, que ya sabemos que a los concursos les va muy bien la polémica…

¿Alguien piensa en los niños de estos programas?

Este tipo de reallitys me parecen despreciables en su intento de hacer adultas a las niñas, de mitificar la parte más superficial de las personas, y sobre todo porque no le hará ningún bien psicológico a las pequeñas, dejando al margen los daños físicos que algunas prácticas habituales pueden ocasionarles.

Porque esta niña tal vez ha salido al escenario tal vez con las cejas depiladas, con tacones que afectan al desarrollo de sus pies y de su espalda… Las ganadoras de estos concursos pueden llegar a dar miedo por su aspecto desnaturalizado, tan artificial, tan lejano a lo que debería ser una niña.

Y también pueden ser despreciables estos programas porque los niños ven que andar con un cigarrillo, beber alcohol, con una pistola… es normal. Y normal querer ganar a costa de todo, esforzándose solo en las apariencias para lograrlo.

Sin duda los que mueven los hilos en el programa (y en la cadena de televisión que se emita) han perdido cualquier sentido de responsabilidad social al mostrar este tipo de espectáculos. Lo que vale es el morbo por el morbo, la audiencia, sin tener en cuenta el daño que pueden hacer a los implicados en el concurso y a los espectadores.

No tengo la menor idea de a qué hora se emite Toddlers & Tiaras en la televisión, pero al menos no tendría que ser en horario infantil protegido. Personalmente no quiero ese ejemplo para mis hijas. En las últimas décadas hay estudios que demuestran la influencia que la televisión ejerce sobre la conducta de los niños, especialmente queriendo imitar sus contenido.

Y si bien la sensibilidad social frente a la violencia en los medios de comunicación ha aumentado, parece difícil encontrar unos dibujos animados que la eliminen de sus contenidos. A mí lo que se exhibe en este tipo de programas de belleza infantil me parece en cierto modo violencia, en el sentido de que me violenta que unas niñas sean llevadas a esos escenarios por sus progenitores a costa de lo que sea.

Así que sí, que la niña salga en el programa de televisión con un cigarrillo falso en la mano me parece igual de malo que si lo hiciera con una botella de cerveza o una pistola de juguete. Pero creo que no hay que olvidarse del resto, ¿no? Aunque claro, no podemos esperar que las personas que “juzgan” a estas niñas vean el resto de males… Ni las que las llevan al concurso, claro.

Vía | The Sun
En Bebés y más | “Miss Pequeña Perfecta” polémico concurso televisivo, Smoking Kids, fotografías de niños fumando, Eden Wood o las niñas modelo que dan miedo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos