Compartir
Publicidad

El Piggyback Rider, ¿será la evolución de las mochilas portabebés para niños grandes?

El Piggyback Rider, ¿será la evolución de las mochilas portabebés para niños grandes?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de las mochilas portabebés ha sido el segmento del mercado de "chismes varios" para niños que más ha evolucionado con diferencia, o se ha diversificado en los últimos años. Existen numerosos modelos; las tenemos de todos los colores, formatos, tamaños y materiales posibles.

Pero, ¿qué pasa cuando nuestros bebés crecen, caminan y se hacen unos pequeños niños de un metro de altura? Para ellos también había mochilas porteadoras, de hecho las hay para niños aún más grandes, pero estaban como restringidas a la montaña. Pues eso ha cambiado con el Piggyback Rider, ¿será la evolución de las mochilas portabebés para niños grandes?

Hasta la fecha, si querías portear a tu hijo de más de dos años podías seguir haciéndolo con la mayoría de los métodos de porteo existentes, fulaes, mochilas, mei-tais, o bien usar las mochilas de montaña. Pero, desde mi punto de vista, esto trae un par de inconvenientes:

En el caso de los sistemas convencionales, el niño va pegado a tu espalda, lo que hace que sea difícil que él pueda ver bien lo que está delante de ti. Esto puede solucionarse con un poco de pericia, pero a algunos no se nos da muy bien la técnica. EL otro problema que para mi presentan es el calor de llevar un cuerpo pegado a ti todo el tiempo. Soy muy caluroso y los niños a esa edad parece que van siempre con el termostato diez puntos por encima de la temperatura ambiente, así que en verano recuerdo que terminaba empapado en sudor. Se que este problema no le pasa a todo el mundo, pero no soy el único que se ha quejado de este problema.

Las mochilas de montaña, están bien para llevar a niños ya creciditos, pero están hechas para lo que son, es decir, para la montaña. Ir por la ciudad con una mochila a la espalda que parece una tienda de campaña no lo veo yo muy buena idea.

sistema-nomis

El Piggyback Rider es un conjunto de arneses y plataforma que evita esos inconvenientes. El niño va de pié sobre la plataforma que distribuye su peso de la misma forma que las mochilas convencionales, pero al no ir pegado a tu cuerpo la sensación de libertad para el niño es mayor y reduce bastante la sensación de calor.

El niño va sujeto con un arnés de seguridad para evitar caídas y está pensado para niños entre dos y siete años con un peso máximo de 27kg, eso si, siempre y cuando el niño sepa mantenerse de pié.

Ventajas del producto

  • Facilidad de uso.
  • Ligero.
  • Divertido para el niño.
  • Confiere una mayor libertad al niño para poder observar e interactuar con lo que le rodea.

Inconvenientes

  • El niño no va sentado y tras largos periodos de uso podría cansarse.
  • La barra donde se apoyan los pies golpea continuamente la espalda o el culo del porteador y no se realmente lo molesto que pueda ser en largas caminatas.
  • Requiere que el niño esté muy seguro de si mismo pues se pierde la sensación de ir pegado a sus padres.
  • Creo que su precio podrá estar más ajustado.
  • El niño va menos protegido contra las inclemencias ambientales, sol y lluvia.

El Piggyback Rider lo podéis adquirir en Amazon por unos 61 euros.

Ojalá hubiera tenido uno de esos las pasadas Navidades, aún tengo resentida la espalda de la Cabalgata de Reyes.

Vía | Dude I want That En Bebés y Más | El Colegio Profesional de Fisioterapeutas recomienda el portabebés antes que los cochecitos, Tipos de portabebés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos