Síguenos

Es bien conocido en la India el espectáculo de los encantadores de serpientes, pero en esta ocasión no se les ha ocurrido otra cosa que hacer un espectáculo con una cobra y un bebé.

A pesar de que la cobra tiene la boca cosida y extirpadas sus glándulas venenosas, no es en nuestra opinión ningún espectáculo atractivo o fascinante ver como un bebé prácticamente desnudo se arrastra frente a una cobra.

La cobra no entiende de bebés y cualquier movimiento de la pequeña, es interpretado como una amenaza, con lo que le profiere golpes en la cabeza. La ignorancia humana ha jugado un papel decisivo, las ansias por obtener dinero de los turistas han motivado esta escena.

Un bebé no debe utilizarse con fines económicos en ninguno de los sentidos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario