Síguenos


Tómense un par de minutos para ver al bebé de este vídeo y contagiarse de su risa.

Se ríe a carcajada limpia cuando su padre corta unas hojas de papel. No sabemos si lo que más le gusta es ver cómo las corta o el sonido que hacen la hojas al rasgarse.

Es imperdible ver al pequeño como apenas puede mantenerse sentado de la risa (que por cierto, se golpea dos veces con el cuco y el padre no es capaz de quitarlo).

Las imágenes me han hecho pensar dos cosas: que los niños se divierten con lo que menos nos esperamos y lo gratificantes que son las sesiones de risas con los hijos.

Os dejo con el vídeo del simpático bebé risitas, que es imposible mirarlo y no echarse a reír.

Vídeo | Youtube

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario