Compartir
Publicidad

Omega 3: que no falte este verano en tu mesa

Omega 3: que no falte este verano en tu mesa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El omega 3 es un tipo de grasas insaturadas que resulta fundamental para el correcto funcionamiento del organismo y sobre todo, puede beneficiarnos durante el embarazo, por eso, procura que no falte este verano en tu mesa para cuidar de tu salud y la del niño en desarrollo.

Lo que nos ofrece el omega 3 en el embarazo

El omega 3 en el organismo favorece la circulación sanguínea al contribuir a la reducción del colesterol malo y evitar su acumulación en las arterias. Por ello, en el embarazo su consumo se asocia a menor riesgo de preeclampsia.

Asimismo, se ha vinculado la ingesta de omega 3 con un mejor funcionamiento cerebral y mejor salud emocional, por lo tanto, si no falta omega 3 en tu dieta, tienes menos riesgo de sufrir depresión.

Particularmente en verano, el omega 3 cuida de nuestra piel, reduciendo el riesgo de sufrir alergias cutáneas, eczemas y sequedad. Asimismo, el omega 3 eleva las defensas de nuestro organismo y nos aleja de todo tipo de enfermedades.

Las ventajas del consumo de omega 3 no sólo repercuten sobre la embarazadas, sino también sobre el bebé en gestación, pues reduce la incidencia de resfriados en los bebés y además, asegura un correcto desarrollo cerebral y mejor funcionamiento cognitivo, ya que la ingesta de este tipo de grasas se asocia a mayor inteligencia en los niños.

Como podemos ver, son muchas las razones para cuidar la ingesta de omega 3 en el embarazo.

omega32

Que no falte omega 3 en tu mesa

Para que no falte omega 3 en tu mesa este verano y puedas disfrutar de sus beneficios, te contamos cuáles son las principales fuentes de este tipo de grasas que puedes incluir en tu dieta:

  • Pescados grasos o azules: evitaremos aquellos de gran tamaño que pueden acumular mercurio y que se desaconsejan en el embarazo tales como el pez espada o el atún e incluiremos unas 3 veces por semana atún enlatado, sardinas, arenque, salmón, caballa, boquerón, o jurel.
  • Frutos secos: si bien todos pueden consumirse en el embarazo, escogeremos principalmente las nueces que son las que más omega 3 concentran en su composición.
  • Semillas: las semillas son otra alternativa para obtener grasas poliinsaturadas en la dieta, pero debemos tener en cuenta que son las semillas de lino o linaza y las de chía las que mayor cantidad de omega 3 poseen.
  • Quinoa: es un pseudocereal que podemos emplear tal como el arroz en ensaladas, guisados o salteados. Es una buena fuente de omega 3 entre los alimentos de origen vegetal.
  • Avena: como parte de un desayuno, para empanar carnes o para acompañar una leche o yogur, podemos empelar avena en reemplazo de cereales comerciales, pues es una buena forma de obtener omega 3.
  • Aceites vegetales: todos los aceites tienen ácidos grasos insaturados en diferentes proporciones, pero aquellos que pueden ofrecernos más omega 3 son el aceite de soja, de lino o de nuez.

Con estas alternativas puedes garantizar que no falte omega 3 en tu mesa este verano y promover una buena salud durante el embarazo.

En Bebés y Más | Beneficios del omega 3 en el embarazo Imagen | Molly_darling y Gomattolson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos