Compartir
Publicidad

Los hijos de madres con déficit de yodo en el embarazo tienen peor rendimiento cognitivo

Los hijos de madres con déficit de yodo en el embarazo tienen peor rendimiento cognitivo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al suplemento de ácido fólico durante el embarazo se le sumó hace unos años el yodo, que se recomienda durante la gestación y después durante los meses en que se esté dando el pecho. Hace unos meses explicamos en Bebés y más que el yodo en la dieta de los niños era muy importante, porque el déficit afecta al desarrollo psicomotor e intelectual. Ahora se ha visto que los niños se ven afectados por las carencias de yodo incluso desde la gestación.

Un estudio llevado a cabo en Australia demuestra que las mujeres con un leve déficit de yodo tienen más riesgo de tener hijos con problemas para la gramática, la lectura y para deletrear palabras.

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron varios tests a niños de 9 años, hijos de mujeres que habían tenido una leve deficiencia de yodo durante el embarazo. Los resultados arrojaron unas diferencias de entre un 6 y un 10 por ciento menos que los hijos de mujeres con valores de yodo normales. Para ser más concretos, los hijos de las mujeres con déficit leve de yodo (hablamos de un déficit mínimo, imaginad si éste es moderado o grave) obtuvieron 371 puntos en el test para deletrear palabras y 377 puntos en el test de gramática de la prueba nacional de educación. Los hijos de madres sin déficit sacaron 412 y 408 puntos, respectivamente.

Nuestro cuerpo necesita el yodo para producir las hormonas de la tiroides, pero en embarazadas y niños adquiere un papel fundamental pues está íntimamente ligado al desarrollo cerebral del bebé.

Para que no falte, se recomienda el consumo de leche, pescado, verdura y sal de mesa yodada. En caso de tener que suplementar, se recomienda, al menos en Estados Unidos, que las embarazadas tomen 220 mcg/día y que las mujeres que lactan tomen 290 mcg/día. En España las recomendaciones son similares, entre 200 y 300 mcg por día.

Sé que es un mineral al que no se le está haciendo demasiado caso, porque la suplementación con el mismo es reciente y porque se consideraba que con la sal yodada la población estaba bastante cubierta, sin embargo estamos en un país en el que muchos niños y adultos tienen déficit y muchos niños podría tener un mejor desarrollo general si tuvieran mejores niveles de yodo y si sus madres, durante el embarazo, hubieran tomado más yodo, ya fuera a través de la alimentación, ya fuera a través de un suplemento.

Vía | Medline Plus Foto | c_pichler en Flickr En Bebés y más | La importancia del yodo durante el embarazo y la infancia, El yodo en la lactancia, también imprescindible, La importancia del yodo durante el embarazo y la lactancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos