Compartir
Publicidad

En el embarazo, elige snacks saludables

En el embarazo, elige snacks saludables
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La dieta en el embarazo es esencial para el adecuado desarrollo del bebé en gestación. A veces desconocemos hasta qué punto los alimentos y la forma de cocinarlos pueden afectar al bebé, así que cuidar la alimentación en el embarazo es muy importante. Incluso cuando haces comidas a deshoras, elige snacks saludables.

Como nos comentaba ayer Eva, un estudio que acaba de salir a la luz ha encontrado que la acrilamida, un compuesto que se forma al calentar comida, especialmente los hidratos de carbono, friéndolos o asándolos a altas temperaturas, presente principalmente en snacks, está relacionada con el bajo peso al nacer del bebé.

Las patatas fritas, sobre todo las chips, se llevan la palma en cuanto a cantidad de acrilamida (recuerdo que en uno de mis embarazos comía cantidades industriales de patatas de bolsa), pero también se encuentra en alimentos cotidianos como en los cereales del desayuno, el pan y el café.

Según ha revelado el estudio, los bebés que había estado más expuestos a la acrilamida en el embarazo presentaban una diferencia de peso de 100 gramos de promedio con respecto a los bebés que habían estado menos expuestos, incluso se la vinculó con una reducción del tamaño de la circunferencia de la cabeza.

Por tanto, no sólo se debe procurar llevar una dieta equilibrada en el embarazo, sino que también se debe tener en cuenta la forma de cocinar los alimentos y evitar los más tostados y los que han sido freídos a altas temperaturas.

Snacks saludables en el embarazo

* Frutos secos: almendras, pistachos, avellanas, nueces, ricos además en Omega-3 y ácido fólico.

* Crudités: las verduras crudas son una excelente opción como aperitivo. Zanahoria, pepino o apio cortados en bastones con queso crema, hummus o salsas.

* Patatas chips caseras: Si tenéis antojo de patatas fritas, como me paso a mí, lo que podéis hacer es preparar vosotras mismas las patatas incluso sin utilizar aceite para que queden más ligeras. Se cortan las patatas en rodajas muy finas y se meten en remojo unos minutos. Luego se sacan y secan, y se meten en el horno caliente unos diez minutos. Las podemos salar simplemente o sazonarlas con sal de ajo, cebolla en polvo o un poco de pimentón, según nos gusten.

* Tostas: por último, las rebanadas de pan tostados con montaditos siempre tienen buena aceptación, como por ejemplo una tosta de tomate y jamón con unas gotitas de aceite de oliva, bonito y huevo duro, pavo y queso azul, queso brie y cebolla caramelizada... las opciones pueden ser muy variadas

Foto | flippinyank en Flickr En Bebés y más | Consejos para una alimentación segura en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos