Síguenos

volcán héctor

Mi hijo ha hecho un proyecto sobre el cambio climático en el colegio y, entre otras actividades, tenía que realizar un volcán en erupción. La manualidad es bastante sencilla y la hemos compartido con nuestros amiguitos de menor edad, que se lo han pasado maravillosamente con ella.

Los materiales necesarios son: arcilla o plastilina, bicarbonato de soda, colorante, jabón líquido y un cuarto de taza de vinagre.

Hay que modelar el volcán, y hasta podeis pintarlo y adornarlo con arbolitos si queréis. En el centro de la montaña hay que hacer un agujero con una vara de madera o un tubo de ensayo, que será el cráter. Luego se pone dentro una cucharadita de bicarbonato, unas gotas de colorante y un poco de jabón líquido. Y entonces… atención, se añade el vinagre y comienza la erupción, producida por la reacción que hacen los diferentes elementos. La lava anaranjada se irá derramando fuera del cráter y se deslizará por las laderas con naturalidad.

Hay que proteger la superficie sobre la que vamos a trabajar con un plástico o con periódicos, para que no se manche todo con la “erupción”.

Este tipo de actividades lúdicas y educativas cumplen una función doble: por un lado proporcionan la posibilidad de ejercitar la motricidad y por otro son una excusa perfecta para pasar un rato muy agradable con nuestros hijos preparando los materiales y acompañándolos, según su edad, en su realización.

Este volcán en erupción es una de las más divertidas manualidades científicas con las que podemos introducir a nuestros pequeños en los misterios de la Naturaleza.

En Bebés y más | Despertar el interés por la ciencia, Los niños confían más en la ciencia que en la religión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario