Una niña con dos caras: ¿bendición o maldición? ¿pueden negarse los padres a operarla?

Sigue a

dos caras.jpg

 

A pesar del auge de internet y de la supuesta globalización, un mismo hecho puede verse de formas muy diferentes desde los dos lados del mundo.

Lali, es la niña de la foto que presenta una extraña malformación denominada duplicación craneofacial en la que una parte del rostro se ha duplicado en la cabeza y tiene por tanto cuatro ojos, dos narices y dos labios.

Si esa niña hubiese llegado a nacer en Occidente (cosa que pongo en duda por que, con las ecografrías de alta resolución, me gustaría saber qué porcentaje de padres hubiese abortado o no), no habría la más mínima duda de que debe someterse a tratamiento médico para intentar que se acerque lo más posible a la normalidad física y pueda llevar una vida con el menor estigma posible.

Creo que aquí la mayoría de personas consideraría que este nacimiento es una maldición (o al menos mala suerte). Y si ya hemos hablado de padres que han solicitado 180.000 euros como indemnización por nacimiento erróneo porque su hija nació sin antebrazo derecho (no detectado en ecografía), no sé cuánto dinero pedirían en este caso.

Pero como esa niña ha nacido en Saini, un pueblo cerca de Nueva Delhi, la situación se ve desde otro punto de vista.

Los padres y los vecinos consideran que la pequeña es una reencarnación humana de Shakti, la diosa del poder y por tanto una bendición: “este nacimiento es un milagro y un buen signo para el pueblo”.

Respecto a las 2 caras, donde los demás podemos ver impedimento, ellos ver ventajas: “la niña se chupa un pulgar con una boca mientras la alimentamos con la otra, por lo que siempre tiene una boca libre para ser amamantada. No quiero cambiarle nada

Pero la pregunta es: ¿Pueden negarse los padres en un caso tan excesivo a operar a su hija y ofrecerle una mejor calidad de vida, respecto a la aceptación social?

Ya hemos hablado aquí de la niña con 4 brazos y 4 piernas (caso de gemelos siameses) que fue operada con éxito, aunque ella no podía ni andar y Lali, aparentemente puede hacer vida física normal.

Me temo que si a esta niña no le operan, nunca será una persona feliz, y no por ella, sino porque la sociedad no se lo permitirá.

Más información | ABC
Más información | Terra

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario