Compartir
Publicidad

Una curiosa historia de adopción: padres de cuatro niñas en 24 horas

Una curiosa historia de adopción: padres de cuatro niñas en 24 horas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kaley Carling y su esposo Jeremy, una pareja de Utah, habían intentado concebir durante algunos años, pero debido al lupus y la artritis reumatoide que ella padece, no lo han conseguido. La adopción estuvo siempre en sus planes, incluso si llegaban a concebir sus propios hijos, ya que ambos tienen en sus familias personas que han sido adoptadas, pero sin duda la suya es una curiosa historia de adopción: se han convertido en padres de cuatro niñas en 24 horas.

Parecía imposible, pero tras varias decepciones, la historia tuvo un final feliz. Se alinearon las estrellas y, aunque los trámites tardaron un tiempo en cumplimentarse, sus cuatro hijas, dos parejas de hermanas, aparecieron en sus vidas el mismo día.

Un comienzo difícil

Como toda pareja que intenta tener un hijo de manera biológica y no lo consigue, han atravesado por un período bastante angustiante. Pero sabían que de no conseguirlo, recurirían a la adopción.

Su segunda decepción vino cuando la mujer embarazada con la habían acordado la adopción, se arrepintió al dar a luz.

Un regalo inesperado

Pero tras esa mala experiencia, en agosto del año pasado su vida dio un giro inesperado en tal sólo 24 horas. Recibieron un llamado de los servicios sociales comunicándoles que la madre de dos niñas acababa de ser encarcelada y que Haven e Indie (en ese momento de 18 meses y 5 meses) estaban preparadas para ser adoptadas. A las 24 horas los contactó otra mujer que estaba embarazada de gemelos y pensaba darlos en adopción.

En enero de este año nacieron las gemelas Sunny y Weslie en un estado diferente a donde viven los Carling. Una de ellas permaneció en cuidados intensivos durante tres semanas, atravesando otra vez por una tremenda angustia, aunque se turnaban para viajar para poder ver a las niñas.

Finalmente, el 19 y 20 de octubre su sueño se hizo realidad en muy poco tiempo. Felicidad concentrada por poder conseguir por fin ser padres de cuatro preciosas niñas: Haven, que ahora tiene 2 años, Indie, de uno, y las gemelas Sunny y Weslie, de 9 meses. Ahora son una peculiar familia feliz.

“Algunos días es increíblemente difícil, pasamos de tener dos ingresos a tener sólo uno –ella dejó de trabajar–, y ahora tenemos cuatro bocas más que alimentar, y tenemos una gran deuda por la adopción privada de las gemelas. Pero nuestras plegarias fueron escuchadas y nuestros corazones están llenos. Estamos muy felices de al fin ser una familia”, declaró Carling en una entrevista.

Vía | ABC News
En Bebés y más | Carta abierta del padre preadoptivo que tuvo que devolver a la madre biológica a su hijo de cuatro años, Eran mejores amigos en un orfanato en China, fueron adoptados y ahora son vecinos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos