Compartir
Publicidad

Un bebé con Síndrome de Edwards que vivió apenas diez días rodeado del amor de su familia

Guardar
12 Comentarios
Publicidad

No hay nada más duro para unos padres que ver morir a un hijo, no importa cuanto tiempo de vida hayan compartido juntos. Uno de esos casos que nos emocionan hasta las lágrimas es el de Zion, un bebé con Síndrome de Edwards que vivió apenas diez días rodeado del amor de su familia.

Sus padres han difundido un vídeo homenaje para recordar al pequeño y celebrar cada segundo, cada minuto y cada día que han tenido la dicha de vivir junto a él, su quinto hijo.

A las 20 semanas de embarazo se detectó que el bebé tenía Síndrome de Edwards, una enfermedad genética conocida también como trisomía 18 (debido a la presencia de un cromosoma adicional completo en el par 18) que produce malformaciones y anomalías en órganos como corazón, riñones y pulmones.

Cuando se diagnostica un Edwards, los médicos preparan a la familia sobre lo que supone la enfermedad para que decidan si interrumpir el embarazo, prepararlos psicológicamente ante una eventual muerte perinatal o informarles sobre el retraso mental y las incapacidades físicas en los escasos sobrevivientes.

Josh y Robbyn decidieron seguir adelante a pesar de que les dijeron que su bebé viviría como mucho unas pocas horas. Esas pocas horas se convirtieron en un regalo de diez días en los que disfrutaron al máximo de la posibilidad de estar juntos.

En el video recopilaron los momentos más especiales de esos diez días como la ansiada llegada a casa del bebé, los cientos de besos que recibió, la celebración con una tarta de su cumpledías o los pies con tinta estampados en los brazos de sus hermanos.

Una historia muy dura y a la vez emocionante que estos padres han decidido vivir a pesar de conocer lo que sucedería.

Vía | ABC En Bebés y más | Un bebé nacido con 19 semanas vivió apenas unos minutos pero recibió todo el amor de su familia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos