Sigue a

Disney Electric Holidays

¿No os ocurre que, de repente, os encontráis rodeados del espíritu navideño aún a falta de más de un mes para su llegada? No me entendais mal, adoro la navidad. Bueno, mejor dicho, el espíritu de la navidad y lo que de verdad representa esta fiesta, no el consumismo al que nos llevan las grandes marcas o las grandes superficies.

Y es que Barneys, una de las grandes cadenas de tiendas de lujo de la ciudad de Nueva York, ya ha preparado su campaña navideña, la cual no está lejos de la polémica ya que ha decidido vestir a los iconos Disney “a la moda”, como podeis ver en la foto que encabeza este post.

¿Vosotros qué opinais? ¿Creeis que Minnie, Daisy o Goofy están a la moda? ¿O por el contrario han sido víctimas de los cánones que quieren marcarnos? Y lo que es más importante: ¿cómo creeis que afectará este cambio de look de unos los personajes infantiles favoritos de nuestros hijos a su modo de ver las cosas?

No cabe duda de que muchas de las viejas glorias de los dibujos animados tienen que reinventarse para poder sobrevivir en el siglo XXI, pero ¿es necesario llegar a estos extremos?. Y es que, según afirmó David Freedman, el director creativo de la conocida cadena de tiendas: “[…] la Minnie Mouse estándar no queda bien en un vestido de Lanvin”.

Ante tal argumento no puedo decir otra cosa más que: “¡qué me estás contando!”. Minnie Mouse siempre será Minnie Mouse, y verla de otro modo, al igual que al resto de sus amigos, no me produce otra cosa más que desconcierto ya que no los reconozco. Me es imposible volver a ver junto a los pequeños las viejas aventuras de Donald, Mickey, Goofy y el resto de la pandilla vestidos con esas ropas y con la figura que muestran.

Pero yo no soy el único que se encuentra asombrado por este cambio de look de Mickey y sus amigos, ya que desde que se conocieron los dibujos iniciales también nacieron las opiniones y las polémicas en varios medios de comunicación, hasta el punto de llegar a nacer el movimiento “Leave Minnie Alone” donde hablan de las repercursiones que tendrán estas imágenes entre el público infantil.

En fin, creo que esta idea de llevar los iconos Disney “a la moda” va a traer mucho que hablar durante los próximos meses, especialmente ahora que las fiestas de navidad están tan cerca. Pero lo más importante, que estos dibujos no me hagan olvidar, ni a mis peques tampocos, los maravillosos momentos que aún recuerdo con gran ternura cuando Goofy limpia la campana de un reloj y se enamora del muñeco en forma de Estatua de la Libertad que da las campanadas. ¡Qué tiempos!

Vía | El País
En Bebés y más | Eden Wood o las niñas-modelo que dan miedo, “Miss Pequeña Perfecta”: polémico concurso televisivo, Frieke Janssens y sus “niños fumadores”.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios