Compartir
Publicidad

Francia quiere prohibir los concursos de belleza infantiles (y yo lo aplaudo)

Francia quiere prohibir los concursos de belleza infantiles (y yo lo aplaudo)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la firme intención de plantar cara a la hipersexualización de la infancia de la que están siendo víctimas muchas niñas y niños adoptando un papel nada acorde a su edad, Francia quiere prohibir los concursos de belleza infantiles.

Al parecer, los certámenes de minimisses tendrían los días contados en ese país si finalmente el Parlamento vota a favor de la propuesta que prohíbe los concursos de belleza en los que participen menores de 16 años. Lo cual, desde luego, aplaudo.

En el blog nos hemos hecho eco de algunas noticias relacionadas con niñas modelo, niñas multimillonarias con apenas seis años por su belleza, y demás atrocidades similares, muchas producto de un patrón de hipersexualización que se recibe desde la publicidad y los medios de comunicación.

Lo triste es que hay padres convencidos de que le están haciendo un bien a sus hijas animándolas a participar en competencias donde se elige a la más guapa, la más simpática, la más estilosa, la más rubia, y un sinfín de “la más”.

Pero la nefasta combinación de empresarios que sólo quieren hacer negocio y padres con falso concepto de lo que significa cumplir el sueño de un hijo, han hecho que niñas de pocos años se conviertan en iconos sexuales con posturas y vestimentas de femme fatales que no va para nada con su edad.

Es un error valorar a los niños por su aspecto físico, sobre todo cuando no son conscientes de ello. Para las niñas no deja de ser un juego, el problema son los padres que lo permiten. Y las perjudicadas acaban siendo ellas.

Como bien apuntó la senadora y exministra Chantal Jouanno, impulsora del proyecto:

“No dejemos a nuestras niñas creer desde pequeñas que no valen más que por su apariencia. No dejemos que el interés comercial gane sobre el interés social”

En Francia se celebraban cada año una decena de este tipo de concursos, los cuales puede que queden prohibidos muy pronto. En el caso de incumplirlo, se propone una severa pena de hasta dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

Esperamos que se consiga y sirva de ejemplo a otros países como Estados Unidos, meca de este tipo de eventos, y algunos países de América del Sur, donde los concursos de minimisses están a la orden del día.

Vía | Blogs El País En Bebés y más | Hipersexualización de la infancia: cuando los niños crecen antes de tiempo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos