Compartir
Publicidad

El Papa autoriza a los sacerdotes a absolver el "pecado del aborto"

El Papa autoriza a los sacerdotes a absolver el "pecado del aborto"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Papa Francisco acaba de anunciar, a través de la carta apostólica "Misericordia et misera", que autoriza la absolución, de ahora en adelante, a “quienes hayan procurado el pecado del aborto”.

Ya había anunciado que el pecado del aborto podría ser perdonado y tras conceder la gracia de forma temporal durante el Jubileo de la Misericordia (inaugurado el 8 de diciembre de 2015 y clausurado el pasado domingo), hoy lo anunció de forma indefinida.

Según la doctrina católica, el aborto es un pecado grave que comporta excomunión y que un sacerdote sólo lo podía absolver después de que le autorizase un obispo o el mismo pontífice, pero ahora concede a los sacerdotes la facultad de absolver el pecado a todas las mujeres que acudan a ellos arrepentidas y con propósito de enmienda.

Una dolorosa cicatriz

Es una noticia muy importante para muchas mujeres cristianas que han pasado por el amargo trance de un aborto. Mujeres que han vivido una lucha interna entre sus creencias religiosas y sus decisiones y que ahora sentirán paz al reconocerse perdonadas.

“Muchas de ellas llevan en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa”, declaró el Pontífice.

"Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto. Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar, lo extiendo ahora en el tiempo, no obstante cualquier cosa en contrario".

El aborto fue, es y seguirá siendo pecado para la iglesia católica. El Papa enfatiza con todas sus fuerzas que "el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente".

Pero agrega que "con la misma fuerza" puede afirmar que "no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre".

Y añade que "a nadie que se haya arrepentido sinceramente”, no solo del aborto, sino de cualquier pecado por grave que sea, “se le impida experimentar la fuerza liberadora del perdón”.

Una iglesia más cercana

Con esta decisión el Papa vuelve a poner en relieve su actitud cercana y conciliadora al permitir que los sacerdotes, más cercanos a los fieles, cumplan esta función. Hace un tiempo hemos sabido que anima a una mujer a dar lactancia materna en público como el acto natural que es, y un tiempo más tarde volvió a hacerlo, además de rezar por las que no pueden hacerlo.

También habló de la crianza de los hijos en numerosas ocasiones. Una de ellas, defendió la paternidad responsable, así como recomendó a los padres "perder el tiempo" con sus hijos. "Es una de las cosas más importantes que pueden hacer todos los días", dijo.

Vía | El Mundo
En Bebés y más | La polémica ley rusa por la que las mujeres que no aborten podrían vender sus bebés al estado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos