Compartir
Publicidad

Cada dos días muere un niño por un disparo accidental en EEUU ¿cómo explicarlo?

Cada dos días muere un niño por un disparo accidental en EEUU ¿cómo explicarlo?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Guerras y desastres naturales se ceban con la población infantil en distintas partes del mundo.

En una sociedad como la estadounidense, sin embargo, es la cifra de accidentes mortales con armas de fuego la que pone sobre la mesa la mortalidad infantil. Cada dos días muere un menor en Estados Unidos por arma de fuego de forma accidental.

Sólo en 2014 fueron 113 los menores norteamericanos que murieron por un disparo accidental con el arma de fuego que encontraron habitualmente en su casa y normalmente de uno de sus progenitores. Sólo hablamos de las cifras de menores muertos por arma de fuego de manera accidental.

La franja de edad con mayor riesgo es la de los menores de 5 años que no distinguen entre una pistola de verdad o una de juguete como es de esperar. El segundo grupo de riesgo, en lo que a mortalidad por arma de fuego de manera accidental se refiere, es el formado por los adolescentes, sobre todo varones, de entre 15 y 17 años.

Pero es que las cifras son demoledoras, según el estudio de RAND-UCLA, 22 millones de menores de 18 años, en más de 11 millones de hogares, tienen al menos un arma de fuego en casa pero de estos hogares, no llega al 40% las familias que las tienen bajo llave, descargadas y lejos de la munición de esas mismas armas, tal y como aconseja la Academia de Pediatría Americana.

Los accidentes en más de la mitad de estos hogares pueden ser mortales y de hecho, en algunos de los casos, lamentablemente lo son.

Un derecho y una condena

186686821

Sí, la segunda enmienda de la Constitución norteamericana redactada en 1791, permite a los ciudadanos norteamericanos llevar armas para protegerse pero en el ejercicio de ese derecho sobreviene esta tremenda condena que es saber que en este país, en Estados Unidos, cada dos días morirá un menor por culpa de un accidente con alguna de esas armas que servían para protegerle a él y a su familia.

Son datos del Archivo de Violencia por Armas de Fuego estadounidense, una entidad independiente que rebate las cifras oficiales que señalan que en 2014 fueron 73 los menores que según sus cálculos morían de esta terrible y sobre todo evitable, manera.

Teniendo en cuenta que los ciudadanos norteamericanos tienen una probabilidad 10 veces superior de morir por arma de fuego que los ciudadanos de otros países desarrollados, es evidente que los niños están también dentro de estas tristes estadísticas.

El peligro de ser niño

Correr 2

En general no es fácil ser niño sobre todo si has nacido en Asia meridional o en África subsahariana, en esas dos regiones del planeta es donde se produjo en 2015 el 80% de las muertes infantiles.

Y según los datos de UNICEF, si continuamos sin hacer algo al respecto, 69 millones de niños van a morir hasta el año 2030 por causas evitables. Sí, no por huracanes o catástrofes evitables, sino por causas que podríamos evitar entre todos.

¿Y por qué UNICEF habla del 2030 y no otro año? Porque esa es la fecha límite para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y para lograrlos, es inevitable que la situación de los niños más vulnerables no siga como hasta ahora.

Vía | rtve.es
Fotos | pixabay | iStockphoto
En Bebés y más |
En Magnet | 26 gráficos para entender la discusión sobre las armas en Estados Unidos |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos