Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Un día en el campo: todo lo que necesitas para disfrutarlo con tu bebé

Un día en el campo: todo lo que necesitas para disfrutarlo con tu bebé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Con la llegada de la primavera, el buen tiempo se implanta en nuestras vidas y los días se alargan, con lo que es lógico que te apetezca pasar más tiempo en la calle y hacer más actividades al aire libre. Entrar en contacto con la naturaleza, descubrir nuevos paisajes y disfrutar de un día de diversión y relax a tu lado es muy beneficioso para tu bebé, así que es buen momento para plantearte las primeras excursiones al campo.

Si estás pensando en organizar una excursión, aquí tienes una lista de las cosas imprescindibles que tendrás que meter en tu mochila:

Ropa adecuada y el cambio del pañal

Aunque tu bebé no pueda caminar, saltar o correr todavía, es mejor que lleve ropa cómoda de tejido transpirable para la ocasión. También debes prever llevarte una chaqueta, incluso un chubasquero, por los cambios de temperatura que puedan producirse, y en función del tiempo de duración de la excursión, nunca está de más que te lleves una muda.

Lo que tampoco puede faltar en tu mochila son todos los accesorios que necesitarás para cambiarle el pañal cuando sea necesario. Además de varias unidades de pañal, coge toallitas (que también te servirán para limpiarle las manos y la boca), crema hidratante protectora y un cambiador plegable.

¡A comer y a beber!

Bebe Comiendo En El Campo

Un bebé recién nacido, se alimenta a demanda, es decir, come pocas cantidades muy a menudo por lo que con la leche materna o artificial tendrá suficiente. Pero a partir de los seis meses, o en cuanto empiezas a introducirle otro tipo de alimentos, se quedará más saciado entre toma y toma y empezará a alargarlas. Desde ese momento, siempre debes llevar contigo un biberón de agua para mantenerlo hidratado.

En cuanto a la alimentación, has de tener en cuenta que, en la medida que te sea posible, tu bebé necesita seguir su rutina habitual y esto incluye los horarios de comidas, a no ser, como decíamos, que estés alimentándolo a demanda. A partir de los seis meses, tu bebé ya puede comer tanto fruta como verdura, así que puedes guardar en la mochila algunas piezas de fruta de temporada o incluso zanahorias, y ofrecérselas en trocitos muy pequeños.

También puedes llevar un pedacito de pan o galletas. Si tienes dudas sobre qué alimentación complementaria puedes ofrecerle a tu bebé, en este artículo podrás resolverlas.

Al brazo

Practicar senderismo, dar un paseo por el campo o hacer excursiones por la montaña son las actividades perfectas para interactuar al máximo con tu bebé y sentirlo más cerca de ti. Una forma cómoda de llevarlo es utilizando un marsupio como el Close to You de Chicco.

Maruspio Close To You

Este ergonómico portabebés es adecuado para transportar bebés de entre 0 y 15kg y en función de sus meses de vida puedes optar por llevarlo en tres posiciones diferentes: de cara hacia ti (en el caso de los recién nacidos), de cara hacia la calle (si tu bebé tiene más de 4 meses) y en la espalda (si ha cumplido ya el año). Sus laterales son regulables, su respaldo preformado ergonómico puede ajustarse en 4 posiciones, tiene sujeción abdominal ideada para distribuir el peso de manera equilibrada y reposapiés para asegurar una sujeción óptima de sus piernas.

Llevar al niño delante te permitirá mostrarle el paisaje, la flora y la fauna de la zona, sin perder el contacto visual en ningún momento y transmitiéndole seguridad y tranquilidad ya que sentirá tus brazos rodeándole y tu voz y tu sonrisa dirigiéndose a él.

Protégele del sol y de los mosquitos

Papa Poniendo Crema Solar A Bebe

Cuando vas a la playa no tienes duda, el sol quema con fuerza y para proteger la piel de tu bebé, le aplicas la crema protectora solar adecuada, por las zonas que quedan al descubierto, 30 minutos antes de su exposición. Cierto es que en la playa, el agua puede llegar a multiplicar el efecto dañino en su piel, pero no debes bajar la guardia cuando el plan es de montaña. Ten en cuenta que tu bebé va a estar al aire libre durante todo el tiempo con lo que protegerle del sol es imprescindible. Además de la crema solar, recuerda cubrirle la cabeza con una gorra y los ojos con unas gafas de sol.

Y como más vale prevenir que curar, sobre todo si la excursión incluye paseos por zonas húmedas, adelántante y aplica a tu bebé una loción protectora contra mosquitos y llévate una antipicaduras por si la necesitas.

Hora de descansar

Aunque lleves a tu bebé bien colocadito en su marsupio, debes tener en cuenta que el descubrir nuevos sonidos, imágenes y olores le divertirá mucho pero, al mismo tiempo, le agotará. Por eso, es conveniente que te lleves una mantita y, cada cierto tiempo, pares, la extiendas en el suelo y le dejes reposar. Aprovecha estos momentos de descanso para cambiarle el pañal, darle agua o comida, volverle a poner crema solar e incluso jugar con él desde el suelo.

Ya solo te queda consultar las previsión del tiempo para no llevarte sorpresas de última hora, recopilar información por internet de la zona que vas a visitar, poner en tu mochila todos los accesorios que te hemos enumerado y disfrutar de la aventura.

En Momentos Chicco


Fotos | istock.com/aleandr/Ritter75/ aldegonde

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos