Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Qué señales indican que ha llegado el momento de cambiar de biberón

Qué señales indican que ha llegado el momento de cambiar de biberón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Aparte de reemplazar cada 2 o 3 meses el biberón y las tetinas porque se deterioran con el uso, a medida que el peque va ganando peso necesitas adaptar estos productos para lactancia artificial, y natural en el caso de utilizar un sacaleches, a cada etapa de su crecimiento. En función de la edad y de su evolución demandará un tamaño u otro de biberón y un tipo de tetina diferente, porque cambian sus necesidades de alimentación.

Primero: pequeño y con tetina inclinada

Hasta los dos meses de edad opta por un biberón pequeño, por ejemplo de 150 ml, como el modelo Natural Feeling 0M+ de Chicco. Es lo más aconsejable porque los bebés ingieren poca cantidad de leche (de 30 ml a 120 ml en esta etapa).

Los bebés prematuros y los recién nacidos necesitan la tetina con el orificio de menor tamaño para que el flujo de leche sea más lento. La tetina en material de silicona suave del biberón Natural Feeling 0M+ cuenta con un diseño inclinado para que esté siempre llena de leche, y así evitar la ingesta de aire, y facilitar la postura correcta del cuello del bebé que todavía no tiene suficiente fuerza para estar erguido por sí solo. Además, tiene una forma similar al seno materno, lo que favorece el paso entre lactancia natural, y lactancia natural con biberón y reduce la posibilidad de padecer cólicos gracias a su doble válvula anticólicos.

Tu peque ya no tiene nada de recién nacido

Chicco Biberones Natural Feeling

Aunque el biberón, como la leche materna, se da a demanda, de los 2 a los 4 meses tu peque tomará aproximadamente entre 150 ml y 180 ml. Al final de esta etapa ya no tiene nada de recién nacido, es ya un precioso bebé que duerme menos horas al día y demanda más cantidad de leche. Es hora de cambiar a un biberón de mayor tamaño, como el biberón Natural Feeling 4M+ con capacidad para 250 ml, y a una tetina con forma redondeada y tetina más elongada, porque el bebé ya tiene mayor fuerza en la boca, para succionar. Esta tetina también reduce la posibilidad de padecer cólicos gracias a su doble válvula anticólicos.

Cuando incorporas los cereales a su alimentación

En general a los 6 meses, o antes si lo indica el pediatra, el peque comienza a tomar cereales mezclados con leche (artificial o materna). Esto requiere un biberón con más capacidad, como Natural Feeling 6M+, de 330 ml, y una tetina con un orificio más grande (los cereales espesan la leche), con doble válvula anticólicos para reducir cólicos. Al principio se le echan pequeñas cantidades de cereales sin gluten, luego se incrementa la proporción y después se introduce el gluten no más tarde de los 7 meses. La tetina es más alargada que la de 4 M+, porque el bebé ya tiene la capacidad para succionar completamente desarrollada.

Trucos que te pueden orientar

Cambia de tetina si ves que le cuesta succionar o se cansa al tomar el biberón, probablemente se le haya quedado pequeña y necesite una de flujo medio o rápido (esta a partir de los 6 meses). O si llora cuando come, ves que succiona con fuerza y el biberón no se vacía apenas y vuelve a llorar. También cuando tarda más de 20 o 30 minutos en tomárselo. Y al contrario: si se derrama o gotea demasiada leche y traga en exceso, es posible que necesite una tetina de flujo más lento.

Independientemente del motivo por el que renueves el biberón o la tetina, los de la línea Natural Feeling de Chicco siempre podrás adaptarlos a cada fase del crecimiento, ya que son compatibles entre sí y evolucionan con tu bebé.

En Momentos Chicco

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos