Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Preparando la canastilla para el bebé: básicos imprescindibles

Preparando la canastilla para el bebé: básicos imprescindibles
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Se acerca la cuenta atrás para conocer a vuestro bebé y es momento de preparar todas sus cositas para darle la bienvenida e iniciar una nueva etapa. A pocas semanas de salir de cuentas, seguramente ya tendréis lista su habitación y comprada su ropita. Hoy, en Momentos Chicco, os contamos cómo preparar la canastilla para el bebé para que no os falte de nada cuando llegue el ansiado momento.

Cuándo empezar con los preparativos

Unas semanas antes de la fecha probable de parto, alrededor de la semana 36, es buen momento para empezar a preparar la canastilla que llevaréis al hospital con todos aquellos enseres que necesitaréis mientras estéis allí. Si se trata de un parto vaginal sin complicaciones permaneceréis en el centro unos dos días, mientras que si se trata de un nacimiento por cesárea, el ingreso se alargará hasta unos cuatro días. Por este motivo, os recomendamos que preparéis la canastilla para unos tres días, teniendo en cuenta que si necesitáis más cosas os las podrá traer algún familiar.

Todas las prendas de vestir del recién nacido deberéis lavarlas antes de su primer uso con un detergente neutro para pieles sensibles y sin suavizante, para evitar irritaciones en su delicada piel. También es recomendable que les cortéis las etiquetas para que no les rocen ni les molesten. El armario del bebé debe estar formado por prendas 100% algodón, que sean cómodas y sin botones ni broches que puedan lastimarles.

Lo que no puede faltar

Preparando Canastilla

La canastilla del bebé debe incluir la ropa para los primeros días, unas 4 o 5 piezas de cada. Los bodies son imprescindibles y a ser posible que tengan apertura lateral, para una mayor comodidad a la hora de vestirlos.

También necesitaréis camisetas y polainas, o bien pantalones y calcetines, pero los bebés suelen perderlos fácilmente, así que mejor si van unidos. Si lo preferís, podéis llevar conjuntos o pijamas de una sola pieza, aunque son más complicados para quitar y poner.

La ropita debe ser de manga larga (aunque nazca en meses cálidos), ya que los recién nacidos no regulan la temperatura correctamente y necesitan estar bien tapaditos. Por el mismo motivo, se recomienda el uso de gorrito y calcetines, ya que la cabeza y los pies es por donde se pierde más calor corporal. Si queréis, podéis llevar también manoplas, ya que en ocasiones los bebés nacen con las uñas muy largas. Los primeros días, en los que tocan y exploran su cara, se pueden arañar y esta es una buena forma de evitarlo.

Además de su ropa, deberéis llevar una mantita o arrullo, para envolverle cuando lo cojáis en brazos y evitar que se destemple y coja frío. Esta prenda también le proporcionará confort, ya que se sentirá arropado y recogido como cuando estaba en el vientre materno.

Higiene y confort para lo más delicado

Natural Sensation

En la canastilla del bebé no os olvidéis de los pañales y toallitas. Algunos hospitales proporcionan estos enseres pero en otros, sin embargos, hay que llevarlos desde casa. Los primeros días los bebés hacen pipí y caca muy a menudo, por lo que necesitaréis unos 20 o 30.

Otro básico de la canastilla es el neceser, en el que deberéis poner sus productos de higiene personal, como jabón, colonia, crema hidratante, peine, gasas y suero fisiológico, así como tijeras o lima por si queréis cortarles las uñas.

Los productos de higiene de los bebés deben mimar y proteger su piel al máximo, por eso es tan importante que sean específicos para ellos y que no contengan agentes irritantes. En el vientre de mamá, la piel del bebé está protegida de forma natural por la “vernix caseosa”, una fina capa protectora de color blanco. Los productos Natural Sensation de Chicco están inspirados precisamente en la vernix, y han sido elaborados con materias primas naturales derivadas del arroz, la almendra dulce, el germen de trigo y el aguacate, todos ellos con propiedades calmantes e hidratantes.

Bodegon Natural Feeling

Todos estos enseres que preparéis para la canastilla del bebé también os resultarán imprescindibles en sus primeras semanas de vida. Y, aunque no es un elemento propio de la canastilla del hospital, cuando llegue el momento de nacer el pequeño, no os olvidéis de llevar correctamente instalada la sillita del coche o bien el carrito de paseo, si os desplazáis a pie para vuestra vuelta a casa.

¿Preparados?

En Momentos Chicco

Fotos | iStock: poplasen / ginew

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos