Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Evita los accidentes domésticos más comunes para tu bebé

Evita los accidentes domésticos más comunes para tu bebé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Cuando hay un bebé en casa, toda prevención es poca. Una de las cosas que hay que hacer cuando se tiene un bebé es adaptar la casa y hacerla más segura, sobre todo a partir de los seis meses de edad, que es cuando comienzan a agarrar objetos, a gatear y a desplazarse descubriendo el mundo a través de sus sentidos.

Siguiendo algunos consejos sencillos y teniendo a nuestro pequeño vigilado en todo momento, evitaremos accidentes y pequeños disgustos domésticos.

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer en nuestra casa es tapar los enchufes que quedan a su altura con protectores de plástico, esconder y retirar todos los cables que queden a la vista y colocar esquineros en los muebles bajos del salón, baño y habitaciones, para evitar golpes en los cantos.

27488825236 2d2034bcef H

Prevención en la cocina

En la cocina, es importante tener cuidado de no dejar a su alcance los productos de limpieza o medicamentos. Una de las mejores soluciones es colocar cierres de seguridad en los cajones y puertas de los muebles de la cocina y baño, algo que nos ahorrará más de un disgusto y que evitará que sus pequeñas manos puedan manipular productos peligrosos como tijeras, cuchillos, utensilios de costura...

Si contamos con escaleras en casa nos facilitará mucho la vida colocar una barrera para impedir que nuestro hijo se caiga sin que nos demos cuenta.

También deberemos tener cuidado con las puertas para que no se pille los dedos al cerrarlas. Para ello, se colocan topes y protectores que evitan que la puerta se cierre por completo. En algunos casos, es recomendable forrar las esquinas de los radiadores si son peligrosas, sobre todo en la habitación de nuestro pequeño.

26915070003 E705b51e3d B

Una vez que empiezan a andar, los peligros se multiplican por el instinto explorador de nuestro hijo. Por eso, debemos tener en cuenta no colocar sillas cerca de las ventanas o en el balcón, además de vigilar bien los cierres de las ventanas.

En la cocina, es importante colocar siempre los mangos de las sartenes hacia dentro, para evitar que sobresalgan de la cocina y pueda alcanzarlos un niño pequeño.

Vigilado en todo momento

En general, y si tenemos vigilado de cerca a nuestro pequeño, evitaremos muchos sustos. Si necesitamos cocinar, por ejemplo, podemos colocarle en su trona o en una hamaca, para que esté seguro y lo tengamos a la vista en todo momento.

Un buen ejemplo de ello es la trona Polly Magic, un producto evolutivo que se convierte en hamaca, en trona y en silla, y que vale para bebés desde 0 meses hasta niños de 3 años. Como hamaca cuenta con un reductor para acoger al recién nacido y un arco de juegos con muñecos para que esté cómodo y entretenido. El respaldo se reclina en tres posiciones diferentes, por si termina echándose una siesta mientras cocinamos o hacemos cualquier otra actividad.

Polly Magic Evolutiva

También en su habitación tendremos que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad, como colocar el colchón de su cuna en la posición más baja posible y no dejar juguetes, móviles o cuerdas de algún tipo (como la cadena del chupete) a su alcance mientras esté durmiendo.

Con estos consejos básicos conseguiremos una casa a prueba de accidentes para nuestro bebé.

En Momentos Chicco

Fotos | iStock.com/AGrigorjeva /Aynur_sib/ JackF

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos