Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Esta es toda la ropa que necesitas (sin exagerar) para abrigar a tu bebé

Esta es toda la ropa que necesitas (sin exagerar) para abrigar a tu bebé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Da igual como vistas a tu bebé, seguro que más de una persona con la que te cruzas por la calle opina al respecto: que si "tapa un poco al bebé que se enfría", y si le abrigas mucho, seguro que alguien también te comenta "no se le ve al pobre, se tiene que estar asando, quítale algo de ropa". Con tantos comentarios de distinto tipo, puede que te surjan dudas sobre cómo abrigar a tu bebé, por eso hoy vamos a contarte las claves para vestir a tu bebé en invierno.

¿Qué ropa poner a tu bebe?

Por dentro llévale siempre con body, porque las camisetas se les suelen levantar y dejar la tripa y los riñones al aire. También es recomendable ponerle gorro porque los bebés no tienen casi pelo, y además la cabeza sirve para regular la temperatura de todo el cuerpo. Elígelo más o menos fino según la temperatura de la calle.

Los bebés recién nacidos apenas tienen grasa, su sistema de termorregulación aún no funciona demasiado bien y casi no se mueven, así que es conveniente ponerles al menos una capa más de la que llevamos nosotros, pero tampoco conviene exagerar, ¡que no vivimos en el Polo Norte! Según se vaya haciendo mayor tendrá más reservas de grasa y puedes vestirle aproximadamente con la misma ropa que llevas tú.

Si le llevas ya incorporado en la silla, añade en invierno guantes y bufanda. Ellos están quietos en la silla y el aire viene muy frío. La garganta y las manos se quedan enseguida frías, así que protégeles bien con guantes y bufanda, probablemente tengamos que jugar a algún juego o ponerle artículos que le resulten atractivos (como guantes de animales o de personajes de dibujos animados) para que el niño acepte llevarlos con menos reservas.

Gorro Bebe

Por lo demás, no exageres a la hora de vestirle, si le abrigas demasiado puedes ver que su temperatura pasa por encima de los 37 grados, y solamente se debe a un exceso de abrigo, no a que esté malito. El bebé sudará y estar mojado hará que se enfríe.

Siempre puedes llevar una toquilla a mano por si le sacas del carrito o por si ves que de pronto baja la temperatura y refresca. En el capazo los bebés van prácticamente en una especie de microclima en el que no entra el aire y no se siente el frío. Están realmente protegidos y tapados, así que por lo general, es más probable que pasen calor.

Fuera y dentro de la silla de paseo

Tampoco es necesario que le pongas un buzo si le llevas bien protegido en el saquito de la silla del paseo. Las versiones para invierno de los carritos de Chicco Trío Love tienen materiales acolchados, cálidos, suaves y confortables que evitan que el bebé note el frío o el viento. Además, recuerda llevar siempre la capota de la lluvia ¡nunca sabes cuándo puede caer un chaparrón inesperado!

Trio Love

Si el niño ya es mayor y anda, probablemente estará entrando y saliendo del carrito todo el día. Vístele con ropa cómoda, con la que pueda estar a gusto tanto si va sentando como si está andando. No le pongas demasiada ropa, porque ellos suelen estar todo el día sin parar, corriendo o andando con la moto.

Abrigo Bebe

Ten cuidado también con los cambios de temperatura bruscos. Si estás entrando o saliendo de la casa, del coche o de un centro comercial, quítale o ponle las prendas de abrigo que necesite. A veces le dejamos tapado (o incluso con la capota de la lluvia) porque el bebé está dormido y se despierta todo sudado, con el consecuente riesgo de resfriado, así que es algo que debemos evitar.

En definitiva, solemos abusar más de protegerles en exceso del frío que de quedarnos cortos, pero solo hay que aplicar el sentido común y fijarnos en como están las manos del bebé para saber si tiene frío o calor y vestirle en consecuencia.

En Momentos Chicco

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos