Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Claves a tener en cuenta al elegir y montar la sillita para el coche

Claves a tener en cuenta al elegir y montar la sillita para el coche
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

A la hora de elegir una silla de auto para nuestro bebé la seguridad es lo primero. Sabemos que la normativa obliga a escoger siempre sistemas de retención homologados y que los bebés menores de 15 meses deben viajar en sentido contrario a la marcha, pero además existen otros factores clave para escoger el sistema de transporte en coche más adecuado y fiable. Te damos las claves para dar con la sillita idónea e información práctica para ayudarte a decidir.

Factores a tener en cuenta al elegir y montar la sillita para el coche

  • Con sistema Isofix. La correcta instalación de la silla para el auto es un factor clave para la seguridad de nuestros hijos. El sistema Isofix reduce los errores más comunes a la hora de instalar las sillas de auto. Es un sistema de anclaje que facilita la instalación de la silla de coche para niños de forma segura, y reduce los riesgos de errores en su montaje y uso hasta en un 95%. Además, aporta una mayor seguridad, sobre todo en casos de frenazos bruscos o impactos. La instalación es muy rápida y sencilla y las bases con sistema Isofix disponen de un tercer punto de anclaje que asegura una mayor estabilidad en caso de impacto. Ante una colisión frontal, por ejemplo, el sistema Isofix impide que la silla salga disparada hacia adelante y reduce el recorrido de la cabeza hacia delante, mientras que el cinturón posee un mecanismo elástico con un recorrido extra de hasta 15cm.

  • Protección lateral para la cabeza. Es un extra importante, ya que ofrece la gran ventaja de disponer de un sistema de protección para la cabeza del niño en el automóvil. Los niños de entre 2 y 4 años son más propensos a sufrir lesiones en la cabeza en caso de impacto. Las sillas de coche que cuentan con este sistema son mucho más seguras que las que carecen de él. Si escoges una silla de auto regulable en altura para que te dure más tiempo, asegúrate de que lleva la protección lateral para la cabeza incorporada.

Silla Coche Chicco

Cómo podemos acertar en la compra

Evitar la compra impulsiva y seguir ciertas pautas básicas antes de adquirir la silla de coche, puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza. Tan solo tenemos que seguir 3 sencillos pasos en el establecimiento de compra:

  • Comprobar las instrucciones de uso. Debemos asegurarnos de que su sistema de retención es compatible con nuestro vehículo. Muchos coches no aceptan, por ejemplo, el sistema Isofix. Para ello, debemos solicitar que nos enseñen las instrucciones de uso y montaje antes de efectuar la compra.

  • Probar la silla de auto in situ. Lleva contigo al niño al establecimiento de compra para comprobar su comodidad y adaptación.

  • Comprobar que el montaje es seguro y sencillo y que comprendemos las instrucciones. El 43% de los padres utilizan la silla de auto de forma incorrecta. Para evitar errores de montaje y uso, solicita que te hagan una demostración de montaje in situ antes de adquirir la silla. Después, repite los pasos bajo la supervisión del técnico. Así estaremos seguros de que la primera vez que la montemos solos, lo haremos bien.

Ya tenemos la silla, recomendaciones a seguir:

  • Sigue las instrucciones de montaje. Esto parece obvio, pero es un paso que se suele pasar por alto. La DGT recomienda instalar siempre las sillas de coche siguiendo al pie de la letra las instrucciones específicas de cada fabricante.

  • Los expertos recomiendan ubicar la silla en el asiento central de la parte trasera del coche. Es frecuente observar sillas de coche para bebés en el asiento trasero del coche, ocupando el asiento opuesto al del conductor. Sin embargo, los especialistas aseguran que el asiento central es el más seguro ya que reduce el riesgo de lesiones en caso de impacto lateral.

  • Ajusta las correas correctamente al cuerpo del niño. Unas correas demasiado holgadas resultarán ineficaces en caso de accidente y apretarlas demasiado podría dañar al niño.

  • Utiliza la silla del coche solo para el coche. Intenta desinstalarla y moverla lo menos posible, para evitar errores en el montaje o posturas que prolongadas en el tiempo puedan poner en riesgo la salud del bebé.

  • Nunca más de una hora y media. Es la recomendación de los pediatras para los bebés que aún no tienen fuerza suficiente para mantenerse sentados por sí mismos. A esa edad, los niños deben dormir y permanecer tumbados. En el momento en que los sentamos en una sillita (sobre todo si la posición no es la correcta), su cuerpo se flexiona sobre sí mismo y dificulta la respiración. Si además la cabeza cae hacia adelante y la barbilla se llega a apoyar en el pecho, la dificultad para coger aire es mucho mayor. Si no se remedia esa posición, podría producirse una asfixia postural. Éste es otro motivo por el que los dispositivos de retención para el coche deben usarse solo para el coche, y no como sustitutos de la cuna o el cochecito de paseo.

  • Normas de mantenimiento. Presta atención a las indicaciones del fabricante para mantener en buen estado la silla de coche para niños. La mayoría de los textiles de estas sillas aceptan que se las lave, según las instrucciones de la etiqueta de mantenimiento. El manual de instrucciones suele contener instrucciones detalladas sobre cómo sacarles las fundas.

  • Cuándo cambiar de grupo. Nuestros hijos van creciendo en edad, altura y peso. En consecuencia, llega un momento en que la silla del coche se les quedará pequeña para seguir viajando seguros y cómodos en ella. Los niños necesitan un sistema de retención que se ajuste a cada edad, talla y peso para que les proteja. Además, debemos utilizar cada grupo según sus propias características: sentido de la marcha o sentido inverso, con arnés o cinturón de seguridad, etc. Por ello, las sillas de coche para niños se dividen en diferentes grupos, según las normas internacionales de homologación. El Grupo 0 es hasta 10 kgs (recién nacidos hasta aprox. los 12 meses), Grupo 0+ hasta los 13 kgs (recién nacidos hasta aprox. 18 meses), Grupo 1 para niños de entre 9 y 18 kgs (12 meses hasta aprox. 4 años), Grupo 2 de 15 a 25kgs (aprox. de 3 a 6 años) y Grupo 3 de 22 a 36 kgs (aprox. de 5 a 12 años). Los niños mayores de 12 años, utilizarán un sistema homologado adecuado a su peso y estatura o el cinturón de seguridad.

  • Reutilizar una silla de coche. Como regla general, cada niño debe usar su propia silla de coche y se desaconseja adquirir asientos de coche infantiles de segunda mano. Los asientos de coche infantiles ya usados por los hermanos mayores podrán reutilizarse, siempre y cuando estemos seguros de que no han sufrido ningún daño. Tanto la estructura del asiento como el asiento en sí no deben presentar ningún desgarro, deformación o rotura. Las correas tampoco deben mostrar desgarros, estar visiblemente gastadas o tener los bordes descosidos. Además, los asientos de coche usados podrían tener daños no visibles o provocar fallos inesperados.

Sillita Del Coche 01

Las sillas evolutivas que se adaptan al crecimiento y peso del niño son una buena opción de compra. Las sillas de Grupo 0+/1/2 para el transporte en el auto, como la silla de auto Seat Up 012 de Chicco, además de cumplir con todos los requisitos anteriormente descritos, acompañan al niño desde su nacimiento hasta los 25 Kg de peso, adaptándose a todas sus necesidades en cada etapa de su desarrollo desde los 0 meses hasta los 6 años. Además, su reclinación en 4 posiciones distintas, ofrece una mayor gama de posiciones para hacer mucho más cómodos y seguros los viajes del pequeño.

Chicco Seat Up 012 01

Una silla 3 en 1 , multifuncional y evolutiva que permite su instalación en sentido contrario a la marcha hasta los 13 kg y después, acompañará a tu peque hasta los 6 años de edad.

En Momentos Chicco


Fotos | iStock / Nadezhda1906.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos