Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Bebés más autónomos, también al comer y beber

Bebés más autónomos, también al comer y beber
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Los bebés, desde bien pequeños, son capaces de realizar tareas sencillas por sí mismos. En muchos casos, se trata de un aprendizaje y una evolución natural e instintiva, como el andar o el hablar. Sin embargo, como padres podemos darles las herramientas apropiadas para su desarrollo y facilitarles la tarea. Esto también sucede en la alimentación, ámbito en el que podemos contribuir favoreciendo su crecimiento y su autonomía, teniendo en cuenta algunas sencillas pautas.

Inicio de la alimentación complementaria: nuevos sabores y texturas

Bebe Experimentando Con La Comida

La primera etapa relacionada con la alimentación en la que los bebés realizan grandes avances es el inicio de la alimentación complementaria. Alrededor de los 6 meses, los bebés empiezan a probar nuevos alimentos, además de la leche, que seguirá siendo su alimento principal hasta el año, aproximadamente.

Tocar la comida, olerla o tratar se llevársela a la boca puede ser, además de un juego, un gran paso para su desarrollo autónomo y cognitivo

A partir de ese momento, hay que ofrecer a los pequeños alimentos apropiados para su edad, como frutas, cereales o verduras. En función de la capacidad de cada niño, podéis darles los alimentos triturados, chafados con un tenedor o bien a trocitos, un método conocido como Baby Led Weaning. Sea cuál sea el método que elijáis, esta es una buena etapa para que los pequeños descubran los alimentos a través de sus sentidos. Tocar la comida, olerla o tratar se llevársela a la boca puede ser, además de un juego, un gran paso para su desarrollo autónomo y cognitivo.

Aprendiendo a comer solitos

En cuestión de meses, los pequeños pasarán de intentar realizar la acción de llevar alimentos del plato a su boca a ser capaces de coger alimentos con gran precisión e ingerirlos. Este sencillo paso, resultado de dejarles intentarlo muchas veces, les habrá otorgado una gran motricidad fina y coordinación, dos habilidades muy importantes para los niños.

Animarles a comer con las manos aumentará su confianza

Cuando aprendan a comer solitos podéis animarles a que lo sigan haciendo con las manos, para aumentar su confianza, y con el tiempo enseñarles a comer con cubiertos adecuados a su edad. Podéis empezar, por ejemplo, intentando que cojan trozos de comida con la cuchara o bien pinchándolos con un tenedor, ya que los platos líquidos, como sopas o purés, les supondrán más dificultad.

Lo mismo sucede con la ingesta de líquidos. Cuando empecéis a ofrecer agua a vuestro bebé, también alrededor de los 6 meses, podéis acercarle el vaso a la boca pero más adelante descubriréis como instintivamente quiere beber solito. Para ellos no hay mayor satisfacción que aprender algo nuevo cada día.

Quién dijo que era fácil

Bebe Manchado De Spaguetti

Ver como se manchan o tiran la comida al suelo puede ser algo estresante, pero debemos pensar que es un proceso evolutivo natural y forma parte de su aprendizaje. Para llevarlo mejor podéis colocar plásticos o bolsas de basura en el suelo y usar baberos con mangas o tipo pelícano, con un espacio para recoger la comida que cae. En esta fase debéis tener paciencia y ser positivos, ya que en cuestión de poco tiempo realizarán la tarea con soltura como un niño mayor.

Hay que evitar desesperar, enfadarnos o reírnos de ellos por no conseguir sus logros. Todo lo contrario, os aconsejamos que les animéis siempre, simplemente por el mero hecho de intentarlo. Se trata de enseñarles a adquirir nuevas habilidades, pero también de que pasen un rato divertido frente a la mesa. Manipulando los alimentos descubrirán nuevos sabores y texturas, consiguiendo que su relación con la comida sea muy natural y espontánea. Si ponemos a su alcance comida saludable, y nosotros mismos la ingerimos, lograremos que sientan interés por esos mismos platos.

Poner a su alcance comida saludable y comerla nosotros, despertará su interés por este tipo de alimentos

No olvidéis que cuando estén comiendo o bebiendo debéis estar siempre presentes supervisando el proceso, para evitar atragantamientos o que se lastimen. Este consejo también es válido para los niños mayores, ya que pueden tener un susto en cualquier momento y es primordial que estéis atentos y seáis precavidos.

Las herramientas para conseguirlo

Set Comida

Una buena manera de fomentar la autonomía de los peques en el ámbito de la alimentación es hacerse con utensilios diseñados y pensados para ellos. Una trona cómoda que les permita estar a la altura correcta y una vajilla adecuada para su edad les ayudarán a desenvolverse con soltura y a sentirse satisfechos y motivados con sus propios avances.

Por un lado, disponéis en el mercado de vasos ideales para dejar de usar poco a poco y sin dificultad el biberón. Se trata de vasos evolutivos, distintos para cada tramo de su infancia, para beber agua de forma segura y sin mojarse, ya que el líquido sale de forma gradual a través de su válvula antigoteo.

Además, os recomendamos que utilicéis cubiertos apropiados para los niños, tanto si les dais de comer como si ya están aprendiendo a comer solitos, por ser más seguros y adecuados a su tamaño y fisionomía. Lo mismo ocurre con los platos, más resistentes que las vajillas de los adultos, y cuyas bases antideslizantes impiden que el contenido se vuelque.

Chicco ofrece una divertida gama de platos, cubiertos y vasos para los peques de la casa, con las características que hemos mencionado, que los ayudarán a ser más autónomos al comer y beber.

Todo a su alcance

Nina Intentando Abrir Un Cajon

De la misma forma, os recomendamos que estas herramientas las pongáis a su alcance. Por ejemplo, cuando sepan desplazarse solitos, podéis reservar un cajón de la cocina o un armario de fácil acceso y allí guardar su salvamanteles, su vajilla y su babero. Así, a la hora de comer podéis empezar a enseñarles a poner la mesa y a retirar las cosas una vez hayan acabado. Pensad que para ellos será un divertido juego, en el que, además de ayudaros, les estaréis enseñando importantes valores para el futuro.

En verano es importante que tengan su vasito de agua cerca, así se irán acostumbrando a beber solitos

Más importante, si cabe, es dejarles cerca su vasito de agua, para que siempre que quieran puedan beber. Lo más habitual es que recurran a vosotros, a mamá o papá, cuando tengan sed, pero está bien que sepan que tienen a su alcance agua en cualquier momento. Este consejo es especialmente recomendable para los próximos meses, en los que el calor apretará sin tregua y es aún más necesario beber agua frecuentemente. Pero no os confiéis, dejarles agua a su alcance, sobre todo a los más peques, no es suficiente y conviene que les vayáis ofreciendo a menudo para mantenerlos hidratados.

Como veis, para conseguir que los bebés sean más autónomos en lo que a la alimentación se refiere es básico que tengáis confianza en ellos, así como poner a su alcance herramientas adecuadas para conseguirlo. Una actitud positiva y mucha paciencia serán fundamentales para alcanzar este hito con éxito.

En Momentos Chicco

Fotos| iStock: gpointstudio / OtmarW / DGLimages / ASIFE

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos