Compartir
Publicidad

Halloween: tres disfraces caseros de última hora

Halloween: tres disfraces caseros de última hora
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noche de Halloween es una celebración que los niños disfrutan especialmente. Si todavía no tienes disfraz para tu peque, y como creemos que se pueden hacer cosas muy bonitas sin necesidad de gastar dinero, te damos algunas ideas para hacer tres disfraces caseros de última hora.

Se pueden hacer disfraces muy originales en casa con retales, sábanas, ropa vieja, ropa de papá y mamá, e incluso con papel. Sólo hay que echarle un poco imaginación. Toma nota de estos tres sencillos disfraces para hacer en pocos minutos.

Disfraz de araña

disfraz-araña

Un disfraz de araña es un recurso muy divertido y fácil de hacer. Necesitaréis dos o tres pares de calcetines negros, los rellenáis con papel de periódico y los coséis en la espalda de una camiseta negra. Podéis unir las patas entre sí con hilo para que le resulte más fácil moverse.

El niño tiene que vestirse con leotardos o pantalon negro y para terminar, no olvidéis el detalle del gorro negro con stickers de ojos pegados. También podéis hacer los ojos en una cartulina y pegarlos o coserlos.

Disfraz de fantasma

disfraz-fanstasma

Nada más socorrido que un disfraz de fantasma. Y súper fácil de hacer. Necesitáis una sábana blanca a la que le recortáis dos agujeros para los ojos y dos agujeros a los lados para los brazos. Procurad que la sábana no arrastre por el suelo para evitar que se caigan al pisarla y se hagan daño.

Si queréis hacer algo diferente os dejo una idea que me ha gustado: la de pegarle círculos de cartulina negra a la sábana (también podéis pintarlos con un rotulador indeleble) para darle un toque diferente.

Disfraz de momia

disfraz-momia

También muy sencillo de hacer y en pocos minutos. Sólo necesitaréis unas vendas o una sábana cortada a mano en tiras y envolver a vuestro pequeño.

Procurad dejar algunas tiras sueltas para darle un aspecto más de muerto viviente, y también podéis mancharlas con pintura roja como si fuera sangre.

Para cualquiera de los disfraces, el maquillaje de cara puede ser un complemento ideal. No hace falta que los disfraces sean demasiado elaborados, ya que un buen maquillaje puede marcar la diferencia.

Para el disfraz de araña podéis simular una tela de araña con un lápiz delineador de ojos de color negro o con pintura de cara (mirad el ejemplo de la foto de portada). Si os atrevéis, pintad algunas arañas por la cara. Para el disfraz de fantasma, si la cara no va tapada, podéis hacer dos círculos negros alrededor de los ojos.

Por su parte, para la momia, podéis hacer algo elaboradísimo como el ejemplo que véis en la foto, o simplemente hacer unas ojeras profundas alrededor de los ojos y unas marcas de sangre para que de un aspecto más tenebroso.

Como os decía antes, Halloween se puede celebrar sin apenas gastar dinero, y los niños se lo pasan en grande igualmente, si necesidad de elaborados disfraces. Espero que estas ideas para hacer tres disfraces caseros de última hora os hayan inspirado para caracterizar la noche del 31 a vuestros peques.

Fotos | vdrg dansschool, Kaboose, Uriel 1998 en Flickr En Bebés y más | En defensa de los disfraces de Halloween caseros, Disfraz casero de araña para bebés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos