Síguenos

galletas de reyes magos

Esta noche vienen los Reyes y aunque quizás ya es un poquito tarde para ponerse a hacer galletas, quizás queráis hacer alguna manualidad con ellos para hacer que se relajen esta noche si están nerviosos pensando en los Reyes Magos. Podéis hacer estas divertidas galletas de Reyes Magos decoradas con glasa real con la ayuda de vuestros hijos.

Decorar galletas con glasa real o royal icing es mucho más fácil de lo que parece. La tarea que lleva un poco más de práctica es la de preparar la glasa pero para ello también hay solución.

Primero de todo os explicaré qué es la glasa real, es una mezcla hecha a base de clara de huevo, azúcar glas y agua pero para decorar galletas, se recomienda mucho más utilizar la clara de huevo deshidratada (albúmina de huevo), en primer lugar porque no se va a cocinar y el huevo es un tanto peligroso si se consume crudo, así que mejor no arriesgarse y segundo porque queda infinitamente mejor el resultado final en la galleta.

Hoy os voy a enseñar cómo decorar galletas de Reyes Magos utilizando una mezcla de glasa a la que sólo hay que añadir agua. Esta mezcla de royal icing la podéis encontrar en tiendas especializadas de repostería, yo compré la mía aquí. Sino, también podéis ver aquí la receta de royal icing.

Qué necesitamos para hacer galletas decoradas de Reyes Magos

Cómo decorar galletas con glasa real

  1. Primero tenemos que preparar la glasa y darle la consistencia deseada (una especie de consistencia de pasta de dientes que al removerla vuelva a quedar plana al cabo de unos diez segundos si agitamos el recipiente), si quedara muy espesa le añadiremos más agua. Si preparáis la glasa con el preparado que utilicé para hacer estas galletas, os indican las cantidades de agua necesarias.

  2. Dividimos la glasa en distintos recipientes pequeños, tantos como colores vayamos a utilizar y los teñimos poniendo el colorante con la ayuda de un palillo de dientes.

  3. Removemos para que el color sea uniforme, os aconsejo que no os paséis de colorante, siempre estáis a tiempo de añadir más colorante pero no de quitarle (a no ser que hayáis guardado glasa blanca).

  4. glasa real
  5. Ponéis la glasa dentro de la manga pastelera con la boquilla (hay que hacerle un agujero a la manga para que quepa la boquilla) y cerráis con una pinza para que no salga glasa por arriba.

  6. Para decorar la galleta empezamos dibujando el borde con la boquilla nº2 y acto seguido rellenamos con más glasa del mismo color siendo generosos con la cantidad de glasa.

  7. Para hacer la barba podéis utilizar la boquilla nº1. Si se os atasca la boquilla podéis utilizar un alfiler para desatascarla.

  8. En mi caso, mi hijo hizo unas galletas abstractas preciosas, pero él tiene 2 años y medio. Luego cogimos la manga entre los dos y delineamos las galletas que veis en la foto.


jugando con la glasadelinear la galleta con glasa
galletas decoradas con niños

Qué aprendimos haciendo la glasa de las galletas

Aparte de pasar un rato juntos divertido, aprendimos a teñir glasa blanca con colorante, si poníamos poquito color quedaba más clarita y si añadíamos más color se oscurecía. Luego también hizo una especie de mezcla entre colores y le quedó algo parecido a un marrón (aquello que nos pasaba cuando mezclábamos la plastelina de pequeños y pretendíamos lograr ves a saber qué color).

También aprendió a manejar la manga, al principio apretaba mucho y salía demasiada cantidad de glasa, al final ya le cogió el tranquillo y lo hacía tomando conciencia de la presión que ejercía sobre la manga.

En Bebés y Más | Galletas de Navidad para hacer con niños (I): receta de la masa, Galletas de Navidad para hacer con niños (II): decorando galletas con fondant

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios