Sigue a Bebesymas

nanavieja.jpg

La muerte es uno de los temas tabú que quedan en nuestra cultura. Parece que en la era de los adelantos tecnológicos y la sociedad del bienestar, las alusiones a la muerte no tienen cabida.

Pero lo malo de la muerte es que no es necesario hablar de ella para que aparezca. En el entorno del niño siempre puede surgir y, si tiene la madurez suficiente para sufrirla, también podrá fantasear con ella. Nana Vieja es un cuento para darle la oportunidad de que experimente en su imaginación una idea terrible pero real e inevitable.

Mediante una fábula con animales, se cuenta la experiencia de una abuela y una nieta en sus últimos días juntas. Habla de afrontar la muerte con valor y responsabilidad, dejando como huella en el mundo una transmisión de conocimientos y actitudes a los demás.

Es una lectura emocionalmente dura que beneficia en primer lugar a los padres pero que, cuando surja la inquietud en el niño o cuando creamos conveniente anticiparle un proceso de duelo (el proceso que se elabora cuando se pierde a un ser querido) por tener a algún familiar enfermo, podemos dejarle a su alcance.

Aunque el tema sea tan triste, la forma de expresarlo sin eufemismos ni tapujos pero con una actitud vital, parece una apuesta por tratar a los niños con el respeto de que son seres que necesitan entender el mundo para vivir en él.

En mi opinión, educar a “personitas” que afronten los problemas y las dificultades desde la consciencia, es un privilegio que les regalaremos para toda su vida.

Una última referencia a las características del cuento es que las imágenes complementan perfectamente el texto y que en éste no aparece ni una sola vez la palabra muerte.

32 páginas | ISBN: 980-257-234-9 | 12 euros

Más información | La Casa del Libro

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario