Compartir
Publicidad
"Ser madre lactante, estar sana y tener ganas de ayudar", imprescindible para ser donante de leche materna: hablamos con una
Lactancia

"Ser madre lactante, estar sana y tener ganas de ayudar", imprescindible para ser donante de leche materna: hablamos con una

Publicidad
Publicidad

Siempre hablamos de las bondades de la lactancia materna, porque es verdad que las tiene y siempre hablamos de la generosidad de las madres que se convierten en donantes de leche materna, porque es cierto, que se trata de un gesto que muestra su gran corazón.

Hoy precisamente hablamos con una de esas madres, donante de leche materna, que nos contó su propia experiencia, algo que tal vez os anime a alguna más a formar parte de la vida de niños que necesitan de vuestra generosidad.

¿Os animáis a conocer qué siente una madre donante de leche materna? Lo único imprescindible ya sabéis lo que es: ser madre lactante, estar sana y tener ganas de ayudar a una familia, a un bebé.

Lorena estaba en un grupo de Facebook de apoyo a la lactancia materna en el que un día, salió el tema de la donación de leche materna. Ese fue el toque que ella necesitaba para ponerse a investigar por su cuenta dónde había un banco de leche materna en Madrid, la ciudad en la que vivía en ese momento y qué requisitos había que cumplir para ser donante de leche materna.

“Me pareció interesante y dije ¿por qué no?.”

En ese momento, el año 2014, Lorena encontró el banco de leche del Hospital 12 de Octubre, de carácter regional, y allí se informó a través de los médicos y las enfermeras que le comentaron el proceso.

Te hacen un análisis de sangre que confirme que estás sana, rellenas un cuestionario de salud respondiendo a preguntas sobre embarazos que has tenido, tipos de parto, enfermedades, edad de los hijos,..

“…firmas un documento de confidencialidad y que sabes que es una donación y no puedes pedir nada a cambio.”

Una vez que has aceptado y has rellenado el formulario, el banco de leche facilita a la madre donante todo lo necesario para que

“cómodamente en casa, te extraigas la leche (sacaleches, biberones, bolsas para esterilizar, el extractor, una neverita, unas placas de hielo para no romper la cadena de frío) y unas etiquetas identificadoras.”

"...te explican que parte de la leche que donan las madres, podrá ser utilizada para sus estudios y trabajos de investigación con ella.”

“A mí eso me parece genial ya que sin estudios no se puede avanzar en investigación, a veces también me ofrecieron participar en un estudio aparte que también estaban llevando a cabo, casi todos relativos al estilo de vida y hábitos alimentarios de las donantes."

Un esfuerzo muy gratificante

Lactancia 3

A Lorena y a las demás mamás donantes, como es lógico, también les entregan un folleto en el que se explica cómo se debe hacer la extracción, con el lavado de manos previo, el pelo recogido y al terminar la extracción se pone el recipiente en el congelador con su etiqueta identificativa correspondiente.

Actualmente no disponen de servicio de recogida y la propia madre donante tiene que llevar la leche al hospital, pero concretamente cuando Lorena era madre donante, le abonaban una hora de parking o si llamaba al banco de leche, salían a la puerta y le daban biberones vacíos además de recoger los llenos que ella llevaba preparados.

Su leche alimentó a un número concreto de niños, en torno a la decena, según pudo comprobar cuando después le enseñaron las estadísticas y los registros que llevan en el banco de leche.

Porque la leche de cada madre donante va a un niño, las leches no se mezclan sino que se organizan de forma individualizada. Cada bebé va recibiendo de una sola madre donante mientras haya disponible. La leche una vez que entra en el banco de leche materna, se pasteuriza y se guarda en frío hasta que es usada para alimentar a un bebé que la necesite.

Una relación que no se acaba

Lactancia 2

El bebé de Lorena se destetó con 20 meses y ella estuvo nueve meses llevando su leche cada dos semanas al centro hospitalario, pudo llevar, calcula que, algo más de 3 litros en todo ese tiempo.

“Sé de algunas mamás que han sido donantes con niños de 2 y 3 años, han podido estar más de un año donando”

No hay un tiempo máximo para ser donante de leche, lo habitual es que muchas madres se planteen la donación cuando sus bebés empiezan con la alimentación complementaria.

Es importante destacar que la dotación del banco de leche del Hospital 12 de octubre ha podido se pudo conseguir, tal y como nos comentaba Lorena, gracias al trabajo y a la donación que la Fundación Aladina hizo específicamente para el banco de leche materna.

A pesar del tiempo que ha pasado, la relación no termina y sigue siendo muy tierna para todos. Hace unos meses hubo un encuentro en el centro

“hubo merienda y a los peques les regalaron una gorra que ponía “hermano de leche”, a mí me encantó.”

Hubo tiempo para leer los relatos ganadores del concurso que se había organizado sobre el tema de la donación de leche, el tener “hermanos de leche” y por qué hace falta que las mamás donen.

la leche de cada madre donante va a un niño**, las leches no se mezclan sino que se organizan de forma individualizada.

“Cuando yo dejé de donar me regalaron un libro para mí, un cuento que se titula “Hermano de Leche” y una carta de agradecimiento. ¿Qué si repetiría? ¡Sí, por supuesto! Lo considero tan importante, tan necesario y tan poco publicitado. Yo no le he quitado leche a mi hijo, como piensan algunas madres que no conocen del todo el tema de la lactancia materna, yo he hecho el esfuerzo de producir más para alguien que lo necesitaba."

Mil gracias por contarnos tu experiencia Lorena, por tu tiempo y sobre todo por tu generosidad. Seguro que hay muchas más experiencias como la suya pero esperamos sobre todo, que otras madres que la hayan conocido después de leerla, se animen a participar también. Hay un niño en algún hospital que está necesitando tener cuanto antes un "hermano de leche" ¿no sería precioso que fuera gracias a ti?

  • Para buscar el Banco de Leche Materna más cercano y con el que podrías colaborar: http://www.aeblh.org/tu-banco/

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | ¿Comprarías leche materna por internet? Los médicos alertan del peligro que tiene hacerlo | Un tipo de azúcar de la leche materna protegería al bebé contra el estreptococo B | La leche materna extraída manualmente parece tener más grasa que cuando se extrae con sacaleches

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos