Síguenos

amamantando-licencia-creative-commons.jpg

Es posible que en las últimas semanas hayáis oído o leído noticias relacionadas con los implantes de silicona PIP (Poly Implant Prothese) que muchas mujeres llevan en el pecho y algunos casos de cáncer que se dieron en Francia.

Los implantes PIP son implantes de silicona que se utilizaron mucho hasta hace unos años para ser implantados en mujeres que querían modificar su estética o en mujeres mastectomizadas que fueron retirados porque tenían una alta tasa de roturas, fruto de la composición, que era fraudulenta (contenía silicona industrial no especificada en la composición, entre otros componentes).

A partir de estos casos de cáncer algunas mujeres, sabedoras de llevar implantes PIP y que están lactando, pueden tener dudas sobre qué hacer, si acudir rápidamente a retirarse los implantes y destetar a su bebé, si esperar a ver qué pasa, si puede ser perjudicial para su bebé, entre otras dudas, y por eso vamos a explicar qué hacer si llevas un implante de silicona PIP y estás amamantando a tu bebé.

Aún no se ha demostrado que las prótesis provoquen cáncer

Es cierto que hasta la fecha se han declarado 20 casos de cáncer en mujeres que llevan implantes PIP, pero todavía no ha podido demostrarse que exista una relación de causa y efecto. Evidentemente varios países se han puesto manos a la obra para estudiar estos casos, estudiar los implantes y ver cuál es el riesgo real, entre ellos España.

La degradación de los implantes suele darse a partir de los ocho años

Los implantes de silicona suelen tener una durabilidad de unos 25 años, tras los cuales la mujer debe acudir a realizarse una nueva intervención o como mínimo valorar el estado del implante.

Los implantes PIP, en cambio, se degradan mucho antes, hacia los ocho años desde el momento en que se coloca.

Si hace menos que fue implantado el riesgo es evidentemente mucho menor, si se está cerca de esa cifra podrían estar cerca de degradarse si es que no ha sucedido ya: en Francia recomiendan a las mujeres que llevan estos implantes que, de manera preventiva, se los retiren. De las 672 intervenciones preventivas realizadas hasta la fecha 23 implantes ya estaban rotos, sin que las mujeres se hubieran dado cuenta.

El consejo es hablar con el cirujano

Como decimos, aún no ha podido demostrarse que los implantes puedan causar cáncer y, aún cuando se demostrara son muy pocos los casos actuales para los cientos de miles de mujeres que llevan estos implantes.

Por ello, si estás dando el pecho a tu bebé y quieres seguir haciéndolo (y si no estás dando el pecho también), antes de correr a extraer unos implantes cuyo riesgo real se desconoce (hace casi dos años que se sabe que las prótesis son fraudulentas y que se degradan demasiado rápido) se aconseja acudir al cirujano que las implantó para que haga una ecografía y valore el estado de las mismas.

La ecografía es compatible con la lactancia, no hay que extraer leche después y tirarla ni nada por el estilo, así que esta mínima medida preventiva no conlleva ningún riesgo para la lactancia, la madre ni el bebé.

Pero, ¿pueden ser peligrosas para el bebé?

mama-y-bebe2-licencia-creative-commons.jpg

Como siempre sucede, el mayor miedo de las madres no es hacia lo que les pueda suceder a ellas mismas, sino sobre lo que les pueda suceder a sus bebés. Por eso muchas mujeres se plantean destetar a su bebé para evitar riesgos.

De nuevo decir que, si los implantes están en buen estado, y dado que no se ha demostrado la causalidad entre la prótesis y el cáncer para la madre, más difícil es aún pensar que pueda provocar algún problema en el bebé, que simplemente toma leche de un pecho con un implante intacto.

Según ha comentado el pediatra Carlos González al respecto:

Primero, nada hace pensar que los productos tóxicos de la prótesis puedan pasar a la leche y segundo, puedan tener ningún efecto por vía oral. Por favor, los niños se pasan el día chupando cosas que nadie se implantaría en el cuerpo. La toxicidad de un producto es muy diferente cuando te lo tomas por vía oral o cuando te lo implantas y lo llevas durante años.

Resumiendo

Si el implante está en buen estado, en España se está recomendando ir haciendo controles ecográficos y esperar a ver cuáles son los resultados de las pruebas que se están realizando con los implantes, teniendo en cuenta que los años de vida útil de las prótesis son ocho.

El consejo entonces si estás dando el pecho es que de momento, si las prótesis están íntegras, sigas dando el pecho tranquilamente, a la espera de ver cuál es el riesgo real de las prótesis, que podría ser mínimo ya que, como decimos, hace ya dos años que se sabe que eran fraudulentas y ahora parece que entran las prisas por unos casos de cáncer sin causalidad demostrada.

Si no estáis dando el pecho el consejo es el mismo, acudir para ver cuál es el estado de las mismas y tomar una decisión con calma, pues no se conoce el riesgo y los casos de cáncer son mínimos para el número de prótesis implantadas.

Más información | Ministerio de Sanidad y Consumo
Foto | Christyscherrer, c r z en Flickr
En Bebés y más | ¿Se puede amamantar con prótesis de silicona?, Cirugía estética después del embarazo: hay que esperar

Deja un comentario

Ordenar por:

2 comentarios