Sigue a

lactancia_mundial

En Estados Unidos existe un puritanismo que para muchos “sacarse la teta” para alimentar al bebé en público se considera un atentado a la moral y a las buenas costumbres.

Parece increíble que en un país que se ufana de ser el “más desarrollado”, hay quienes han invitado a una mujer lactante a abandonar un avión o a salir de un restaurante. Y también parece inaudito que existan leyes para defender un derecho tan natural como es la lactancia materna.

En mi país de origen, amamantar en público como regla general es una cosa común, pueden verse mujeres amamantando en cualquier lugar, en el autobús, en un parque, en la silla de una entidad bancaria. Nadie mira ni se molesta, claro habrá excepciones, pero nunca he sabido ni presenciado alguna.

De allí mi naturalidad de amamantar sin vergüenza. Lo hago de forma muy discreta, pero no por vergüenza, sino por respeto a aquellos que pueda incomodarles una “teta aire”.

Sinceramente creo que aquí en España no existe tal posición como la de los estadounidenses, la lactancia se ve como algo natural. Nunca he pasado un mal rato por amamantar a mi bebé en público y ser amonestada por ello.

Sin embargo, por ejemplo, me parece extraña la posición de la pediatra que ve a mis hijos. Aunque ella es prolactancia materna, siempre que me dado alguna indicación sobre la alimentación de mi bebé me habla de “biberón”, a lo cual tengo que recordarle que Arturo toma leche materna. Y las veces que he necesitado amamantarle, me invita a pasar a un consultorio desocupado, cuando a mi me da lo mismo hacerlo en la sala de espera.

La intimidad en el acto de amamantar es necesaria, con ella se establece esa conexión bebé-mamá sin distracciones de terceros. Cuando estoy en casa prefiero estar a solas con mi bebé, bueno, además que con cualquier ruido suelta el pecho para averiguar que ocurre a su alrededor.

Todo esto viene a colación porque he encontrado una Web donde las madres cuentan su experiencia de amamantar en público en diferentes países y me ha gustado saber cuál es la posición de diferentes culturas ante la lactancia materna.

La no aceptación de la lactancia en público, en mi opinión personal influye en que muchas madres renuncien a ésta y prefieran el biberón.

Hay testimonios de madres en países tan variopintos como: Brasil, Madagascar, China, Arabia Saudita o Francia.

Sitio Web | 007 Breasts

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario