Síguenos

lactancia_mixta.jpg

En ocasiones, hay que alimentar al bebé con leche materna y con leche artificial. Esta forma de alimentación llamada lactancia mixta, siempre debe prescribirse por el pediatra. Puede darse el caso de que al cabo de unos meses de alimentar al bebé con leche materna, la mamá tenga una insuficiente producción de leche (hipogalactia) o simplemente algún problema de tipo psicológico que le impida dar la cantidad de leche necesaria. Por estas u otras razones, es necesario añadir leche de fórmula en algunas tomas del día.

Hay signos muy claros que indican una deficiencia en la producción de leche y es el adecuado desarrollo del bebé, ni gana peso, ni talla. Además las deposiciones son muy escasas. La lactancia mixta no es necesaria para todos los bebés, solamente para los que presenten los signos que hemos mencionado antes. Pero con un bebé prematuro, la cosa cambia. Claro que cada caso es distinto, por ejemplo un bebé prematuro, necesitará este tipo de lactancia a causa de la inmadurez y de su desarrollo.

La lactancia mixta es difícil de mantener durante un largo periodo de tiempo, ya que el bebé prefiere la tetina del biberón por la facilidad con la que puede succionar el alimento y esto hace que incluso pueda llegar a rechazar el pecho. Además la falta de estimulación en los pechos por la succión del bebé hace que cada vez la producción de leche sea menor.

Los especialistas recomiendan entonces, sacar la leche materna con la ayuda de un sacaleches y así ,de vez en cuando, realizar una toma de biberón con esta leche, así la mamá no perderá la capacidad de producir leche.
Sobre todo, lo mejor es que cualquier decisión que afecte al bebé, en este caso en cuanto a la alimentación, sea indicada por los especialistas y nunca por iniciativa propia, ya que ellos saben perfectamente como afrontar los distintos problemas.

Más información | Consumer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario