Sigue a

primer:cumple

Me parece increíble pero hoy mi bebé cumple un añito.

Sí, es 11-S. Y aunque tuve oportunidad de que naciera otro día porque fue un parto programado, preferí dejarlo. Así será difícil que la gente olvide su cumpleaños, pensé.

Además, poco me importa lo que haya pasado en el mundo un 11-S (sin ánimo de ofender). Para mí es una fecha especial porque es el cumpleaños de mi hija y punto.

Dicho esto, pasemos a hablar del regalo.

El primer cumpleaños es un evento único, por lo tanto el regalo también tiene que ser inolvidable. Por más que el bebé se entere de la misa la mitad, o nada, si elegimos el regalo adecuado puede que recuerde durante toda su vida el juguete que recibió al cumplir un año.

En ese menester estoy, en el dilema de qué comprarle. Tiene que ser algo afín a sus gustos, que sea apropiado para su etapa de desarrollo, y sobre todo que le haga ilusión, porque no sirve de nada que cumpla los primeros requisitos si acaba aparcado en un rincón de la casa.

He visto un cubo didáctico de madera que puede interesarle, repleto de actividades. Tiene un xilófono, unos laberintos para seguir con fichas y un montón de estímulos para tocar y oír.

Pero no acaba de convencerme. Tuve una mala experiencia con un cubo de Imaginarium precioso que le compré a mi hija mayor para su primer cumple con el que jugó un par de veces y se acabó la novedad.

Otra opción es un correpasillos, pero usa uno de Winnie The Pooh que le regalaron a la hermana que es muy cuidadosa y está intacto. Es lo que toca al ser la segunda, heredar los juguetes del mayor.

Así que, teniendo en cuenta que está empezando a dar sus primeros pasos y que empuja todas las sillas de la casa practicando, me decanto por un andador musical de Bruin al que ya le he echado el ojo y mi peque ha testeado en una visita a la juguetería.

Cumple la función de ayudarla a dar sus primeros pasos y de motivarla pues tiene luces, música y sonidos de animales. Otra de las cosas que me gustó es que incorpora un juego para encajar piezas que caen al bajar una palanca.

Es una excelente alternativa a los andadores clásicos que son bastante criticados por los especialistas.

Decidido. Ya me la puedo imaginar andando por toda la casa. Me voy corriendo a comprárselo y a prepararle una tarta.

En Bebés y más | El primer cumpleaños del bebé
En Bebés y más |Fisher Price ofrece consejos para elegir los juguetes
En Bebés y más |A cada edad, su juguete
En Bebés y más |La importancia de los juguetes sonoros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios