Sigue a Bebesymas

Los juguetes de madera todavía existen

Es difícil encontrar entre las materias primas naturales alguna más noble que la madera; es dúctil, cálida, durable: cualidades que resulta extraño encontrar reunidas en un mismo material.

Los juguetes fabricados en madera son simples y le ofrecen al niño la ocasión de poner en juego sus capacidades intelectuales, ya los niños que sacan mucho más provecho de un juguete simple que de uno programado para hacer las cosas por su cuenta. Un juguete hecho en madera es capaz de transmitir la dedicación, el tesón y la paciencia del artesano, además de sentido estético y conceptos de peso y equilibrio más reales. También, la madera representa el acercamiento a la fantasía del niño: al entrar en contacto con un material noble y por el simple hecho de tener forma y un mecanismo elemental, el juguete de madera resulta atractivo para él.

Lamentablemente, a raíz de los elevados costos de la madera y del esmerado proceso artesanal con el que son hechos, los juguetes de madera en gran escala de producción son costosos. Éste es el motivo por el cual pierden la batalla contra los juguetes de plástico, mecánicos y electrónicos. Sin embargo, tampoco se han dejado desplazar por éstos. Será cuestión, entonces, de celebrar esta tendencia que ayuda a perpetuar los juguetes de madera, objetos que perduran no sólo en el recuerdo sino como elemento cultural, soporte de numerosos juegos tradicionales y que puede ofrecer a los chicos de hoy, a la vez que el contacto con el pasado de sus padres y abuelos, posibilidades de entretenimiento y destreza poco frecuentes en la era digital.

Más información | Juguetes didácticos de madera Holzi

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario