Síguenos

Juguetes para niños de cinco a seis años

Quedan escasos días para que lleguen Papá Noel y los Reyes Magos, así que imagino que ya tenéis todos los juguetes más o menos listos para ese momento y más si habéis tenido la precaución de comprarlo todo pronto para evitar disgustos de última hora.

Es posible que muchos de los juguetes que tenéis sean muy utilizados por vuestros hijos y es posible que muchos apenas sean tocados. Esto dependerá de cuánto les guste el juguete, de cuán adaptado esté a su edad y sus posibilidades y, en definitiva, de cuánto hemos acertado a la hora de elegir los juguetes con nuestros hijos.

No equivocarnos es imposible, yo mismo, con toda la teoría, he metido la gamba en más de una ocasión con juguetes demasiado autómatas o con algunos que deben montarse y en consecuencia se desmontan con demasiada facilidad, agobiando al niño que apenas puede jugar con un juguete que se “descompleta” a menudo.

Aún así, sabiendo que ya tendréis la mayoría de cosas listas, me parece muy interesante saber cuáles son las características definitorias de los niños de cinco a seis años, conociendo en qué etapa de desarrollo se encuentran y conocer, en consecuencia, cuáles son los juguetes más adecuados para los niños de esta edad.

El desarrollo de los niños de 5 a 6 años

El desarrollo de un niño de 5 a 6 años es difícil de definir de manera concreta, porque están en una edad en que los cambios son más lentos y los ritmos muy variados entre niños. De todas maneras trataré de explicar, más o menos, qué es lo que suelen poder hacer estos niños y qué es, por lo tanto, lo que podemos potenciar.

Los niños de esta edad dominan bastante sus habilidades físicas y las van poniendo a prueba con nuevos retos que van imaginando tanto en casa como en la calle y el parque. Son niños que tienen una habilidad comunicativa evidente y que tienen curiosidad por muchas cosas, preguntando a los padres constantemente todo aquello que desconocen.

Disfrutan jugando con otros niños y con papá y mamá, aunque algunos no llevan demasiado bien, todavía, eso de perder y aceptar la derrota, les gusta bailar y cantar y en consecuencia la música y las canciones, que son capaces de aprender casi con más rapidez que nosotros los adultos y disfrutan escuchando historias y cuentos más elaborados que cuando eran pequeños y representando también dichas historias o aquellas que sean capaces de imaginar.

Qué sería interesante potenciar en los niños de 5 a 6 años

Sabiendo esto sería interesante poder ofrecer a los niños juguetes que les ayuden a mejorar su memoria, a afianzar sus habilidades motrices, a definir la lateralidad (que defina si es diestro o zurdo), juguetes que estimulen el lenguaje, tanto la comprensión y expresión oral como la comprensión de la escritura, con los que puedan experimentar con el modelado de materiales, para que conozcan cómo algo puede cambiar de forma en el espacio, que les ayuden a desarrollar la imaginación, a estimular también la psicomotricidad fina y que fomenten la capacidad de socialización del niño.

Qué juguetes son entonces los recomendados para los niños de 5 a 6 años

Lo recomendable es que los niños reciban un poco de todo, y con esto me refiero a que reciban juguetes que quieren, que ellos piden simplemente para disfrutar y pasárselo bien, y también otros que quizás no han pedido pero tienen un carácter más educativo.

Comento esto para que no caigamos en los extremos de dar solo lo que piden (y todo lo que piden), haciendo que jueguen a cosas limitadas (si por ejemplo a un niño solo le gustan los coches y solo pide coches), o de regalar solo juguetes educativos, que algunos son muy divertidos, pero que a veces exigen una concentración y un tiempo que los niños no siempre tienen por qué dedicar, quedándose sin esos que permiten que un niño juegue simplemente para pasárselo bien.

Dicho esto, los juguetes más recomendables para niños de esta edad son: para tratar el tema de la psicomotricidad gruesa, bicicletas de dos ruedas, que les ayudarán a aprender a mantener el equilibrio, adaptadas a su edad, toboganes, columpios, camas elásticas, etc., para que sigan aprendiendo a conocer y dominar su cuerpo y sus límites físicos (como veis, si tenemos un piso sin terraza, estamos obligados a ir a la calle para buscar estos recursos fuera de casa).

nina-de-5-anos.jpg

También dentro del tema físico y tocando el tema de la socialización y la frustración puede ir bien regalar una pelota. Una pelota dentro de casa es un estorbo, pero fuera se convierte en un juguete mágico que hace que papá juegue con los niños (y niñas) y que otros niños y niñas jueguen con el dueño de la pelota. Con ella además se puede hacer alguna competición (un partido, vamos) en la que los niños puedan ganar y puedan perder.

Para ayudarles a desarrollar la psicomotricidad fina y la creatividad pueden ir bien juguetes de construcción. Con ellos pueden construir aquello que viene en el manual de instrucciones (poco creativo, sin duda) o bien hacer otras cosas, para lo que sería más recomendable comprar alguna caja o baúl de piezas con un poco de todo y que ellos construyan lo que necesiten en cada momento (ahora una casa, ahora una clase, ahora un coche para ir al cole, ahora…).

Como a esta edad todos los niños y niñas ya saben vestirse solos podemos hacer que consigan más autonomía a la hora de escoger la ropa y a la hora incluso de ponérsela con muñecos y muñecas que tengan vestidos y accesorios. Así podrán elegir qué ropa poner ahora que hace frío, qué hacer cuando se van a duchar, a dormir, etc., para que luego sean capaces de extrapolar aquello que hace su muñeco con la vida real.

A nivel de creatividad, además de tocar piezas y montar cosas, tanto en el plano vertical como en el plano horizontal, pueden expresar las cosas dibujando o escribiendo. Si queremos que sea en pequeño, basta con hacernos con un cuaderno de papel y una caja de colores y, si queremos que sea más divertido, en una pizarra, para que sea a lo grande. Si nos da apuro el tema de la tiza, que enguarra bastante y que muchos niños acaban inhalando cuando utilizan el borrador, siempre puede comprarse una de rotuladores que podamos limpiar fácilmente.

A nivel de oído y estímulo musical, como son tan amigos de cantar canciones y de escuchar música, puede ser interesante regalar algún instrumento musical. Pocas personas existen en el mundo que vivan sin música, así que nuestros hijos no son menos, y poder hacer música ellos mismos es algo casi mágico.

Como además están en una edad en la que empiezan a compartir cosas por iniciativa propia, a entender que hay más niños que también quieren ganar y que también pueden perder, son interesantes los juegos de sociedad, esos en los que hacen falta dos o más personas para jugar, como por ejemplo los juegos de mesa (desde el típico dominó y parchís hasta los juegos que existen hoy en día en el que puede jugarse hasta por equipos).

Aunque tienen 5 y 6 años y parecen mayorcitos para algunas cosas, siguen jugando a ser personas que no son y siguen desarrollando el juego simbólico de manera incluso más evidente que cuando son pequeños. Por esta razón los disfraces están a la orden del día, sin necesidad de que sea Carnaval ni Halloween, sino como juguete potenciador del juego, que hará que por un rato sean ese personaje que quieren ser.

Para acabar, y habiéndome dejado seguramente bastante cosas interesantes como las cocinitas o las casas para habitar que les haga jugar a vivir, queda todo lo relacionado con la lectura y escritura, es decir, los cuentos y los libros. No son juguetes, pero son divertidos, les ayuda a entender situaciones de la vida real, les permite aprender a leer y escribir y aprenden vocabulario. Los cuentos y libros deberían (creo yo), formar parte obligada de los regalos de los niños siempre, en cualquier circunstancia, porque leer es placer y es aprendizaje, entre otras muchas cosas.

Juguetes recomendados para cada edad

Fotos | Ex-magician, Sleepyjeanie en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario