Síguenos

Juegos-Navidad-con-niños

Las vacaciones de Navidad son días para compartir en familia y disfrutar a pleno de vuestros hijos. Hay mucho tiempo libre en casa, así que os daremos algunas ideas de juegos de Navidad para hacer con los niños.

Las navidades de la infancia quedan marcadas a fuego, por tanto procurad hacer de estas fechas unos días inolvidables para vuestros hijos. Para ellos, el mejor regalo que puede haber es compartir tiempo con vosotros. Con estos juegos pasaréis ratos muy entretenidos juntos, inundados del espíritu navideño.

El amigo invisible

Como ya sabéis, el juego del amigo invisible es muy sencillo. Se escriben los nombres de los participantes en papelitos, cada uno saca el suyo y ese será su amigo invisible, al que le hará un regalo sorpresa.

Puede ser desde un dibujo hasta una manualidad realizada por nosotros mismos. La idea es que participen todos los miembros de la familia, tanto grandes como pequeños.

Hacer manualidades

Las manualidades son un entretenimiento creativo que podéis compartir con vuestros hijos. Y de hecho podéis aprovechar para elaborar el regalo para el amigo invisible. Aquí os damos algunas ideas.

Se suele hacer a finales de noviembre, pero si no lo habéis hecho todavía, podéis hacer un calendario de adviento un poco atrasadillo que se extienda hasta el día de Reyes. Es algo muy divertido de hacer para los peques.

Aquí tenéis algunas ideas para hacer calendarios de adviento con cosas que tenéis en casa, como rollos de papel higiénico, o envolviendo chuches o detallitos económicos.

También podéis hacer vuestro propio papel de envolver para regalos, una guirnalda navideña con hojas, o manualidades de Navidad hechas con piñas. De paso, os dais un paseíto invernal por el bosque para recoger hojas secas y piñas.

Búsqueda del tesoro navideño

Es la búsqueda del tesoro de toda la vida, pero con temática navideña. Al crear la lista de cosas que los niños deben encontrar incluye artículos navideños como turrones, dulces de Navidad, o adornos que hayáis hecho previamente.

Las pistas también pueden ser especiales, como si estuviese escritas por Sus Majestades los Reyes de Oriente, e incluso podéis ayudar a los niños a confeccionar un bonito mapa de la búsqueda del tesoro.

Obra de teatro con el Belén

Teatrillo-Belén

Podéis juntar varios niños, primos, amigos, vecinos y representar juntos una pequeña obra de teatro con los personajes del Belén: María, José, Jesús, los Reyes Magos, la estrella de Belén y si hay más niños, podéis agregar personajes como el buey, la mula, el pastor, las ovejas, los ángeles.

Pensad en una historia corta y sencilla que los niños puedan recrear, o si tenéis un libro os ayudará para utilizarlo como una especie de guión.

Los días previos podéis ocuparlos en preparar los disfraces para la obra. A los niños les encantará, y hasta podéis grabarlos para que tengan un bonito recuerdo.

Representar un cuento navideño

Es similar al teatrillo del Belén pero con algún cuento de Navidad que hayáis comprado, o una película que hayáis visto, o mejor aún con una historia inventada.

A mis hijas les encantó el año pasado la película Arthur Christmas y se pasaron todas las vacaciones jugando a que eran los personajes de la película.

Adivinar el villancico

Recortáis unos diez papelitos y escribís una palabra clave en cada uno de ellos, por ejemplo “Vírgen”, “Belén”, “peces”.

Los metéis en una caja y el niño tiene que escoger un papelito, sin mirar, claro. Luego tiene que cantar un villancico con la palabra que le haya tocado.

Cocinar con los niños también es un juego

cocinar-con-niños

Meter a los niños en la cocina puede ser muy entretenido si os lo tomáis como un juego. Sin agobios porque se manchen, porque las cosas no salgan perfectas, sino pensado para el disfrute de la familia y con el fin de pasar un momento entretenido.

Podéis preparar unos deliciosos muffins de zanahoria y calabacín para la cena de Nochebuena o unas galletas de navidad

Sorpresa navideña

Tenéis que haber preparado con anticipación un paquete en forma de balón hecha con papel de periódico. Se envuelve una sorpresa navideña con una hoja y así se va formando la pelota colocando luego siempre una golosina con cada hoja y fijándola con celo.

Para jugar, hay que sentar a los niños en ronda, poner música y que se vayan pasando la pelota. Cuando la música se detiene el niño que tenga la pelota en sus manos tiene que quitar una capa y encontrar la golosina. El juego se repite varias veces hasta que la pelota se deshace y las golosinas se acaban. La duración del juego dependerá de las capas que tenga la pelota.

Espero que los juegos de Navidad para hacer con los niños que proponemos os resulten entretenidos. La idea es compartir momentos juntos, olvidar la rutina y las obligaciones y dedicaros por completo al disfrute de vuestros hijos.

Si hay otros juegos de Navidad que hagáis en casa con vuestros peques, os animamos a compartirlos con nosotros en los comentarios del post, para que otros padres puedan jugar con sus hijos.

Foto | Samuel Mann, Paul J Everett, rebecca anne en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario