Sigue a Bebesymas

Sandía_de_plastilina

La plastilina es un juguete que le encanta a los niños, no sólo es divertida, sino también pedagógica.

Un trozo de plastilina estimula la creatividad, la capacidad de observación y en especial favorece las destrezas manuales. Hacer un churro de plastilina o pequeñas bolitas es un ejercicio positivo para el desarrollo psicomotor fino.

Para jugar con plastilina, lo mejor es que el pequeño haga sus propias creaciones. Pero, seguramente a veces el niño se les ha acercado pidiendo que les modele un objeto en específico.

En la Web de Play-Doh hay una serie de instrucciones para modelar diversos objetos, que van desde muy sencillos como una estrella de mar, hasta más avanzados como una rosa.

Buenas ideas para jugar en casa.

En bebés y más | La plastilina divertida y estimulante | Plastilina casera para días lluviosos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario