Sigue a Bebesymas

Seguramente los lectores alguna vez en su niñez imaginaron estar cabalgando sobre un palo como si fuera un caballo. Otros más afortunados habrán tenido un caballito de palo, un tradicional y artesanal juguete que poco se ve en estos tiempos.

Los caballitos de palo también llamados de tela o sanjuaneros son un juguete atractivo para los niños pequeños, cabalgar en ellos y hacer competencias con sus amiguitos o hermanos es una actividad que beneficia la psicomotricidad y enriquece el juego simbólico.

Como poco se ven por allí, les propongo hacerlos en casa con ayuda de sus hijos. Para ello necesitarás:

-Un palo de escoba
-Un calcetín
-Retazos de tela
-Algodón o goma de espuma (opcional)

-Hilo de lana
-Dos botones grandes
-Un trozo de cuerda
-Hilo
-Aguja

-Caballito jean.jpgInstrucciones: Con el calcetín se hace la cabeza, rellenándola con trozos de tela, algodón o goma de espuma. Los trozos de tela también te servirán para hacer la nariz, la boca y las orejas.
Los dos botones grandes serán los ojos que puedes coserlos al calcetín o si prefieres también sirve con un poco de pegamento fuerte.

Con el hilo de lana se hace la Crin del caballito que se colocará a lo largo del calcetín en la parte superior. El trozo de cuerda servirá para hacer el freno colocado envolviendo la trompa como un caballo verdadero.

Una vez construida la cara del caballito se une al palo de escoba atándola con una cuerda. (También pueden hacerse con tela como el modelo de la fotografía).

Y ahora sólo queda ¡Cabalgar!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario