{"status":1,"content":"\n\n\n\n\n\n\n\n

Como siempre decimos al llegar a este punto, cada beb\u00e9 tiene su propio ritmo de desarrollo, y las destrezas conseguidas pueden variar de unos ni\u00f1os a otros. En lo referido al peso y la talla, entre el tercero y sexto mes deber\u00eda aumentar entre 500 a 600 gramos mensuales y unos 2 cent\u00edmetros de altura. <\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

En general \u00e9stos son los logros que los beb\u00e9s suelen alcanzar alrededor de los cuatro meses de edad<\/strong>:<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

\t\n\t\tSigue con la mirada objetos y personas en movimiento cada vez m\u00e1s r\u00e1pido\n\t\tObserva las caras con mucha atenci\u00f3n, centr\u00e1ndose ya no s\u00f3lo en los ojos\n\t\tCuando est\u00e1 tumbado sigue moviendo las piernas y los brazos, cada vez con m\u00e1s fuerza\n\t\tYa mantiene control estable de la cabeza en posici\u00f3n erecta\n\t\tYa es capaz de mantenerse incorporado m\u00e1s tiempo, porque los m\u00fasculos de la espalda est\u00e1n m\u00e1s fuertes\n\t\tCuando se lo coloca boca abajo levanta la cabeza y la parte superior del pecho apoy\u00e1ndose en los brazos\n\t\tReconoce objetos y personas familiares desde lejos\n\t\tCoordina un poco m\u00e1s las manos con los ojos\n\t\tControla algo m\u00e1s el movimiento de manos, las abre y cierra\n\t\tSe empuja con las piernas apoyando los pies cuando se le coloca sobre una superficie firme\n\t\tSe lleva la mano a la boca cada vez m\u00e1s conscientemente\n\t\tDa manotazos a los objetos colgantes\n\t\tAgarra y sacude juguetes de mano\n\t\n\t\n\t\tEl beb\u00e9 empieza a distinguir entre \u00e9l (lo propio) y lo que no es \u00e9l (lo extra\u00f1o).\n\t<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

La visi\u00f3n del beb\u00e9<\/a> sigue desarroll\u00e1ndose, y si no se ha producido anteriormente, ser\u00e1 a los cuatro meses cuando el aumento del control muscular del ojo le permite al beb\u00e9 seguir objetos, y el incremento en la agudeza visual le permite discriminar los objetos a partir de fondos con un m\u00ednimo contraste. Entre los cuatro y seis meses la visi\u00f3n del color <\/strong>se desarrolla. Reconoce objetos y los busca con la mirada, es capaz de ver a m\u00e1s distancia.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Aunque probablemente a\u00fan no est\u00e9 en edad de ense\u00f1arnos sus primeros dientes<\/a>, s\u00ed que podr\u00edan darse muestras de su pr\u00f3xima aparici\u00f3n: incremento del babeo<\/a>, necesidad de morder\u2026<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

A partir de los 4 meses el beb\u00e9 nos dar\u00e1 muestras de haber entidido la relaci\u00f3n de causa y efecto que le permite coordinar alguna acci\u00f3n con el resultado esperado. Ya es capaz de transmitir lo que quiere o necesita, aunque a\u00fan no tenga palabras, como veremos. <\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Alimentaci\u00f3n y sue\u00f1o a los 4 meses<\/strong><\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

El beb\u00e9 a los cuatro meses se alimenta exclusivamente de leche, ya sea materna o artificial. La inclusi\u00f3n de otros alimentos en la dieta del beb\u00e9 no es necesaria<\/a> a tan corta edad, ya que la leche les aporta todo lo necesario<\/strong> para seguir creciendo y desarroll\u00e1ndose normalmente, cubriendo todos los requerimientos de nutrici\u00f3n por s\u00ed sola. La alimentaci\u00f3n complementaria puede esperar hasta los seis meses<\/a>, tanto si el beb\u00e9 se alimenta de leche materna como de f\u00f3rmulas adaptadas.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Tal vez empiece a dormir m\u00e1s durante la noche. A los cuatro meses el beb\u00e9 duerme entre unas 15 y 18 horas diarias<\/strong>. El beb\u00e9 va consolidando sus ciclos de sue\u00f1o-vigilia. Se puede acomodar el ambiente previo a la hora de dormir para establecer el sue\u00f1o nocturno, con poca luz, tranquilidad, ba\u00f1o, m\u00fasica, alimento\u2026<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Sigue la recomendaci\u00f3n de que el beb\u00e9 duerma boca arriba y en la habitaci\u00f3n de los padres para poder atenderlo c\u00f3modamente cuando sea necesario (intranquilidad, hambre\u2026).<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Audici\u00f3n y lenguaje en beb\u00e9s de 4 meses<\/strong><\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

La forma de comunicaci\u00f3n de los beb\u00e9s<\/a> se va perfeccionando. Es muy importante que contestemos al beb\u00e9 cuando \u00e9ste balbucea. De esta manera lo animamos a seguir el ritmo de una conversaci\u00f3n. No est\u00e1 listo para entender historias, pero disfrutar\u00e1 de cualquier conversaci\u00f3n o de una canci\u00f3n. Balbucea mucho emitiendo cada vez m\u00e1s sonidos diferentes. Cuando hace sonidos est\u00e1 tratando de imitar las palabras que decimos.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Aunque siga usando el llanto, tambi\u00e9n ampliar\u00e1 su repertorio a la comunicaci\u00f3n no verbal. El lenguaje corporal <\/strong>hace su aparici\u00f3n con fuerza y el ni\u00f1o lo usa para explicarnos claramente si quiere bajar de la silla, ser tomado en brazos o dejar de comer. Incluso nos apartar\u00e1 la mirada si quiere cambiar de actividad. Fruncir\u00e1 el ce\u00f1o por desconcierto, sorpresao o desagrado, patalear\u00e1 o alargar\u00e1 los brazos si no quiere estar en la cuna o quiere que lo cojamos en brazos\u2026<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Cuando est\u00e1 contento, susurra, grita, balbucea, hace burbujitas, saca la lengua, sonr\u00ede y se r\u00ede a carcajadas. El beb\u00e9 a los cuatro meses sigue sonriendo cuando ve a sus pap\u00e1s y a las otras personas cercanas, a las que ya reconoce perfectamente. Quiz\u00e1s frunza el ce\u00f1o cuando ve a personas desconocidas. Ante los juegos y caranto\u00f1as, el beb\u00e9 nos recompensar\u00e1 con sonrisas, y otros balbuceos felices. <\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Est\u00e1 aprendiendo que todas las personas no son iguales, y reacciona de forma distinta ante los desconocidos<\/strong> (pueden llorar, callarse y observar, fruncir el ce\u00f1o\u2026). Es un comportamiento l\u00f3gico ante lo que no conoce y absolutamente normal. <\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Estimulaci\u00f3n para el beb\u00e9 de 4 meses<\/strong><\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Cuanto m\u00e1s ayudemos a explorar al beb\u00e9, m\u00e1s aprender\u00e1. Jugando con \u00e9l, cant\u00e1ndole y habl\u00e1ndole<\/strong> disfrutar\u00e1n y crecer\u00e1n estimulando sus sentidos. Podemos hacer sonar junto a \u00e9l campanas y cascabeles, sonajeros m\u00e1s ruidosos, m\u00fasica\u2026 Las salidas al exterior, con los paseos al aire libre (protegidos adecuadamente del sol) son un gran entretenimiento para ellos. <\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Ahora que los m\u00fasculos de su espalda ya est\u00e1n m\u00e1s fuertes, se puede empezar a inclinar un poco el respaldo del coche de paseo. Tambi\u00e9n podemos dejarlo boca abajo (en una superficie lisa, firme y amplia), para que el beb\u00e9 siga ejercitando m\u00fasculos de brazos, piernas, espalda y cuello al querer incorporarse.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Podemos colocarle a su alcance objetos que llamen su atenci\u00f3n para que los coja. Mantenerlo en nuestro pecho o abdomen boca abajo, cogerlo de los brazos y estirar suavemente cuando est\u00e1 acostado\u2026 Cualquier juego en el que se sienta acompa\u00f1ado le har\u00e1 disfrutar y aprender. Con su espalda algo m\u00e1s fortalecida, podemos colocarlo incorporado en una superficie segura entre cojines, o usar una hamaquita para que su perspectiva sea diferente, y no s\u00f3lo vea el techo.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Las vacunas a los cuatro meses<\/strong><\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Seg\u00fan el calendario vacunal de la Asociaci\u00f3n Espa\u00f1ola de Pediatr\u00eda<\/a>, a los 4 meses se administra la segunda dosis de las vacunas contra diversas enfermedades (polio, hepatitis B, difteria, t\u00e9tanos\u2026). Hemos de tener en cuenta que las vacunas pueden dar reacci\u00f3n a los beb\u00e9s (fiebre o molestias), por lo que conviene saber c\u00f3mo actuar al respecto.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Es habitual realizar una revisi\u00f3n pedi\u00e1trica a los cuatro meses para hacer el seguimiento de crecimiento al beb\u00e9. Es entonces cuando podemos plantearle al pediatra todas nuestras dudas y la conveniencia o no de administrar al beb\u00e9 otras vacunas no incluidas en el calendario vacunal<\/strong> seg\u00fan comunidades.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

Precauciones<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

A esta edad (y durante muchos meses) nos tenemos que asegurar de que no haya nada peligroso cerca de \u00e9l, ya que empieza a alargar las manos y sujetar lo que le rodea, as\u00ed como a tener m\u00e1s movilidad. Algunos consejos de seguridad<\/strong> para el beb\u00e9:<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

\t\n\t\tNo permitir que el beb\u00e9 juegue con cordeles, papeles o telas\n\t\tEvitar juguetes de felpa o que desprendan pelo\n\t\tNunca hemos de dejarlo solo en la ba\u00f1era o en superficies elevadas como el cambiador, la cama o el sof\u00e1\n\t\tNo lo dejemos a solas con un hermano peque\u00f1o o con una mascota\n\t\tUtilizar siempre el sistema de retenci\u00f3n adecuado para trayectos en coche\n\t\tSeguir con la protecci\u00f3n solar adecuada\n\t\n\t\n\t\tSujetar al beb\u00e9 firmemente mientras lo vestimos, cambiamos o ba\u00f1amos\n\t<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n

El beb\u00e9 sigue creciendo a buen ritmo, y tras este repaso al calendario de los cuatro meses de vida del beb\u00e9<\/strong> pronto volveremos con un pasito m\u00e1s en su desarrollo, hacia el quinto mes de vida.<\/p>\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n\n

Fotos | Flickr (peasap)<\/a>, Flickr (Jorgeravines)<\/a>\nEn Beb\u00e9s y m\u00e1s | Calendario del beb\u00e9<\/a><\/p>"}