Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué tipo de colada necesitará un refuerzo de desinfección?

¿Qué tipo de colada necesitará un refuerzo de desinfección?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En una casa familiar, poner la lavadora prácticamente a diario es parte de nuestras tareas cotidianas. Sin embargo, hay prendas que necesitarán un refuerzo extra de desinfección. ¿Tienes claro qué prendas debes lavar o desinfectar con mayor frecuencia?

Ropa de cama y toallas

Los seres humanos desprendemos unos 15 gramos de piel a la semana y la mitad de esa cantidad se queda en la cama y se va acumulando con el paso del tiempo. Las almohadas y almohadones se llevan la peor parte: el 10% de su peso se debe a la acumulación de ácaros de polvo. Y en tan solo un milímetro de tela contienen un millón de gérmenes. Aunque no siempre son nocivos, para evitar este tipo de huéspedes, lava tus sábanas, colchas, fundas de edredón, fundas de almohada y pijama al menos una vez por semana.

Si practicáis el colecho con vuestro bebé, lo normal es que haya manchas a diario de leche o de escapes de pipí, entonces hay que cambiar la ropa de cama con mayor frecuencia. En este caso, la funda del colchón, que suele ser blanca, es recomendable meterla en la lavadora con un poquito de lejía para desinfectarla a la vez que la lavas.

Es recomendable cambiar las toallas de manos a diario ya que normalmente acumulan humedad y su uso es compartido por varias personas diferentes.

Para evitar que las toallas de baño empiecen a desprender olores desagradables, la recomendación es lavarlas cada tres o cuatro usos, o incluso antes si se hace ejercicio. En este caso, se sugiere que los diferentes miembros de la familia usen sus propias toallas y no compartan las mismas. Además, debemos secarlas bien después de cada uso y ventilar el baño.

Si la ropa de cama y las toallas son blancas, puedes utilizar productos con lejía en la lavadora que aporten un refuerzo de desinfección. En este caso Neutrex con lejía es específica para la colada blanca.

La alfombrilla del baño también debe ser lavada cada semana o cada quince días, dependiendo del uso.

Cortinas y alfombras

Las cortinas y las alfombras son dos de los elementos que más polvo acumulan dentro de una casa. Los ácaros se acumulan con facilidad entre los pliegues de las cortinas y la suciedad en los pelos de las alfombras, lo que puede ser un problema si en la familia hay algún alérgico.

Aspira frecuentemente las alfombras, sobre todo si tienes un bebé en edad de gateo y, lávalas junto con las cortinas al menos una vez al año aprovechando el buen tiempo. Si hay personas con alergias en casa, es aconsejable de lavar las cortinas con cada cambio de temporada

30386927176 Dafb56e219 H

Trapos de cocina

Son la prenda textil de hogar que más suciedad y restos de comida acumulan. Los trapos de cocina acumulan olores y bacterias tras el uso continuado en contacto con comida y suciedad. Lávalos al menos una vez por semana.

Si cocinas diariamente en casa, lávalos cada dos días. Un buen hábito es poner en remojo con lejía la bayeta de la cocina mientras estamos terminando de recoger la cocina, de esta manera nos aseguramos de que esté en perfectas condiciones para el día siguiente.

28372515546 28ed230d83 Z

Si en casa hay niños...

Los niños manchan constantemente su ropa de comida o suciedad. Los bebés, además, suelen regurgitar la leche y manchar, baberos, mantitas y muselinas. Al final es casi inevitable echar a lavar todas sus prendas prácticamente a diario.

Para obtener ese plus de desinfección en los textiles blancos, existen productos con lejía que además son respetuosas con las pieles delicadas como Neutrex Suave, con sales naturales activas. Actúa directamente sobre las manchas devolviendo el blanco del primer día. Te ayudará a mantener su ropa de cuna y prendas de vestir infantiles libre de gérmenes.

29791394293 0fc0e67ee4 H

Un truco para las manchas difíciles (como fruta, zumo o papilla), en las prendas blancas del bebé, es ponerlas a remojo con lejía para reblandecer las manchas durante 20 minutos antes de meter en la lavadora.

En familias donde se utilice la lavadora de forma intensiva, es recomendable mantener el tambor desinfectado. Las gomas de la puerta suelen ser un buen refugio de suciedad y bacterias. En el cajetín de la lavadora también suelen acumularse moho y bacterias. Se recomienda quitarlo para lavarlo. Además, añadir en al menos una lavadora por semana Neutrex con lejía ayudará a prevenir la proliferación de microorganismos en tu lavadora.

Convivir con mascotas

Las mantas y cojines de nuestra mascota deberán lavarse por separado al menos dos veces al mes. Recuerda aspirarlos a diario, sobre todo si los niños frecuentan "el dormitorio" de sus mascotas.

30386926906 3d2e02974a B

En un hogar con mascotas, la lejía también puede ser un gran aliado: desinfecta y combate los malos olores, ya que es capaz de eliminar los microorganismos que causan el mal olor. También neutraliza y elimina alérgenos, como el polen, polvo y pelo de mascota que son los principales agentes que causan alergias en el hogar, como el pelo de los animales.

Fotos | iStock / niolox / Choreograph / Monkeybusinessimages / PIKSEL / Shironosov.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos