Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El segundo niño está en camino, ¿qué ropa y objetos se pueden heredar de un hermano a otro?

El segundo niño está en camino, ¿qué ropa y objetos se pueden heredar de un hermano a otro?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Haber tenido un primer bebé supone un ahorro importante a la hora de preparar todo lo necesario para la llegada de nuestro segundo hijo. O quizás tengas familiares o amigos dispuestos a pasarte toda la canastilla del bebé. Sin embargo, no todo vale. Hay muchos artículos que tendremos que descartar por cuestiones higiénicas o educativas. ¿Tienes claro qué objetos pueden reutilizar y cuáles no? Te damos las claves para comprobar su buen estado y prepararlos para su puesta a punto.

Qué objetos se pueden heredar y cuáles no

Ropa: los bebés apenas desgastan la ropa que usan porque crecen muy rápido y la dejan como nueva, así que podemos heredar sin problemas. Eso sí, después de haber estado un tiempo guardada, debemos lavarla y tratar adecuadamente el problema de las manchas amarillentas que salen en la ropa blanca que no ha sido correctamente aireada en mucho tiempo.

Zapatos: no es aconsejable que se hereden de un hermano a otro los zapatos con suela. Aunque parezcan en buen estado, cada niño tiene su propia pisada y podríamos entorpecer un correcto desarrollo. No hay problema en reutilizar los patucos y zapatos de bebé sin suela. Podemos lavar estos últimos como ropa delicada y dejarlos como nuevos.

Cochecito y/o sillita de paseo: debemos revisar a conciencia que se ajuste a la normativa vigente. Prestaremos especial atención a su respaldo, para comprobar que se mantiene rígido y en posición durante la marcha. También debemos comprobar que los frenos, la capota, los cierres de seguridad, los textiles y los arneses se encuentren en buen estado. La mayoría de las sillas cuentan con textiles desenfundables que pueden lavarse para dejar la silla limpia y como nueva.

Silla para el coche: es muy importante comprobar el estado en el que se encuentra y si cumple la normativa antes de decidirnos a utilizarla de nuevo. También, si conocemos su procedencia y el uso que se le ha dado ya que, como regla general, se desaconseja utilizar sillas para el coche de segunda mano debido a que su uso suele ser prolongado en el tiempo y podría tener partes desgastadas no visibles. Si la silla de coche estuviera en perfecto estado y cumpliera todos los requisitos, podemos lavar los textiles desenfundables y sumarla a nuestra canastilla de cosas heredadas.

Capazo, minicuna y cuna: pueden aprovecharse de nuevo siempre que esté en buen estado. También deben cumplir la normativa vigente que indica que los barrotes deben tener cantos redondeados y una separación de entre 45 y 65 cm entre ellos. Debemos fijarnos en que los sistemas de seguridad funcionen correctamente y los frenos de las ruedas no estén desgastados ya que el peque podría desplazar la cuna al moverse.

Colchones: si su uso ha sido prologado se desaconseja seguir usándolos, ya que podrían estar en mal estado. Si apenas se han utilizado (como es el caso de los colchones de las minicunas, que apenas se aprovechan unos meses), podemos lavarlos atendiendo a las instrucciones específicas. Las fundas que sean de color claro, podemos lavarlas con un poco de lejía.

Trona: si el mecanismo de retención se encuentra en buenas condiciones, podemos usarla sin problema. Eso sí, hay que prestar especial atención a los sistemas de reclinado de respaldo y a las ruedas si el modelo las tuviera. La mayoría de las tronas son de plástico y cuentan con materiales también plastificados, por lo que podemos utilizar lejía para su limpieza.

Bano Bebes

Bañera y orinal: Las bañeras de bebés son, generalmente, de plástico. Por lo tanto, su durabilidad es alta. Tan sólo debemos comprobar que la goma antideslizante se mantiene como nueva para que ni la bañera ni el niño se escurran durante el baño. Se pueden desinfectar con lejía para su puesta a punto.

Juguetes: Limpiar correctamente los juguetes es muy importante porque suelen ser objetos que van de mano en mano, acaban en el suelo y pasan después por la boca. Para eliminar las bacterias, se recomienda desinfectarlos por lo menos una vez a la semana con una lejía, como Estrella. En el caso de los juguetes de baño, es muy normal que acumulen moho en su interior, para eliminarlo los llenaremos de lejía diluida en agua y los vaciaremos, dándole después un buen aclarado.

Los peluches o muñecos articulados han de someterse a examen: debemos prestar atención a las posibles costuras buscando elementos descosidos y también a las partes que podrían haberse desprendido o coger holgura con el paso del tiempo o el uso prolongado. Así estaremos seguros de que no se pueden desprender piezas pequeñas que el bebé pueda tragar. Los peluches pueden ser además un nido de ácaros, por lo que es aconsejable lavarlos en la lavadora (siempre que así lo indique en su etiqueta), con un poco de tu detergente habitual. Si tienes secadora, puedes darle un plus de suavidad ya que ayuda a eliminar fibras sueltas y pelusas.

En esta lista, es interesante destacar objetos que no debemos reutilizar de un niño a otro, ya sea porque son de higiene personal, como cepillos de dientes, sacamocos, o porque están pensados para llevar a la boca del niño, como chupetes o tetinas de biberones. Esto entra siempre dentro del sentido común, igual que no compartimos este tipo de objetos entre adultos.

Colada Osito

Cómo desinfectar los artículos heredados

El lavado y desinfección de los artículos del bebé es primordial para conseguir que nuestro hijo crezca en un entorno seguro y sano. Además, muchos artículos textiles adquieren desagradables olores después de haber estado mucho tiempo guardados sin airear y es conveniente prepararlos adecuadamente para el uso y disfrute de nuestro bebé.

Para la ropa de bebé, ya explicamos cómo lavarla más al detalle. En la colada de los pequeños nos puede ayudar a desinfectar, reblandecer manchas o realzar blancos, Neutrex Suave. Su fórmula contiene sales naturales y especialmente indicada para la ropa blanca más delicada que requiere un cuidado especial. Podremos aprovechar la colada para lavar también peluches y juguetes textiles de colores similares.

Los objetos con superficies de plástico como la trona, la bañera o algunos juguetes, deben ser correctamente desinfectados. Un producto 2en1 con lejía y detergente como Estrella nos ayudará a limpiar este tipo de materiales. No sólo para la primera vez que lo usamos, si no recurrentemente, ya que con el paso del tiempo, acumulan olores y pequeñas manchas de comida.

Imágenes | iStock / FamVeld / Romrodinka / gemenacom.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos