Síguenos

peluches-columpios

Tengo sentimientos encontrados con los peluches. Por un lado, me parecen súper tiernos, dormiría rodeada de ellos, pero por otro me parecen juguetes poco útiles, que ocupan demasiado espacio y sólo juntan polvo en una estantería.

Por eso, me han parecido una buena idea crear un sitio especial y decorativo para colocarlos, como estos columpios para los peluches que podéis hacer vosotros mismos con ayuda de los peques.

¿Qué necesitáis? Materiales muy simples: unos palos de madera que podéis recoger en el bosque (de paso, ya tenéis solucionado un plan veraniego con los niños), cuerda de algodón blanca y unos clavos para sujetar los columpios a la pared. Las herramientas que necesitaréis son un serrucho para cortar los palos a la medida que más os guste y un taladro para hacer los agujeros.

Una vez cortados los palos a la medida deseada, tenéis que agujerearlos en ambos extremos, pasar la soga y anudarla. Luego tendréis que hacer otro nudo en el extermo opuesto de la soga que servirá para clavar y colgar el columpio.

De esta forma, solucionáis el almacenamiento de los peluches creando a la vez un elemento decorativo que le dará un toque de originalidad a la habitación infantil.

Podéis crear una composición de dos o tres columpios a diferentes alturas y sentáis allí a los peluches. Con esta buena idea creo que soy capaz de volver a enamorarme de ellos.

Vía | Bebestilo
Más información | Garden Therapy

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios