Sigue a

castillo

Los niños necesitan un refugio propio donde jugar en intimidad y construir su propio mundo de fantasía. La semana pasada os enseñaba dos estilos de teepee para la habitación infantil, unos de tela y otro de mimbre, y hoy os presento una alternativa ideal para cuando hay poco espacio: un castillo de esquina para la habitación de los peques.

Ocupa sólo un área minima de 0,4 m2 por 2 metros de alto por lo que cabe prácticamente en cualquier habitación. En la parte superior tiene otra planta, a la que se puede acceder mediante una escalera de quita y pon para evitar que los más pequeños puedan hacerse daño.

El montaje es algo más complicado que el de una tienda pues tiene que ser atornillado a las paredes, pero el castillo una vez que está montado se mantiene en el rincón como un mueble más de la habitación.

Me parece precioso, además de fácil de limpiar. Colocáis una alfombra mullida en el suelo y se convierte en un bonito espacio para jugar solos o con amigos, leer, e incluso es útil para guardar algunos de esos juguetes que siempre andan dando vueltas por el cuarto de los peques.

Está fabricado en Suecia y su precio es de aproximadamente 700 euros al cambio. ¿Os ha gustado?

Más información | Smallroom

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios