Síguenos

zara home kids 1

Dentro de nuestro especial sobre la decoración de la habitación del bebé, hablábamos el otro día de la elección de suelos y la decoración de paredes, sobre todo en el caso de las paredes la cuestión del color es muy importante, por eso vamos a dedicarle hoy una especial atención a ese tema. Colores a elegir, sensaciones que provocan, como introducirlos en el dormitorio y en que proporción… son algunos de los aspectos que nos interesan.

Si bien los colores más habituales para la decoración de las habitaciones de bebé son el rosa, el azul o el beige, hay otras opciones que mucha gente elige como la del color verde o el lila, combinados con blanco o con madera natural… ya se sabe que para gustos, colores. También podemos hacer combinaciones de varios, no hay por qué decidirse por una única tonalidad, pero para elegirlos y combinarlos hay que conocerlos, así que vamos a analizar algunos aspectos.

¿Qué sensaciones podemos conseguir con cada color?

plage color 2
Como ya sabéis cada color va asociado a determinadas sensaciones, la primera división se suele hacer entre colores fríos y cálidos, los primeros invitan más al descanso y al relax, los segundos aportan energía positiva y vitalidad. Es difícil decidirse por unos u otros, por un lado son más recomendables los fríos, porque el dormitorio es para descansar, pero también pueden resultar muy monótonos, lo mejor es buscar un equilibrio adecuado entre ambos grupos.

A la hora de elegir color también es importante pensar en las dimensiones de la habitación y en su claridad, si el dormitorio es pequeño o no tiene una ventana muy amplia, siempre es mejor que predominen los colores claros que harán que parezca algo más grande y reflejarán la luz natural. En habitaciones más grandes tenemos más margen para jugar con tonos intensos, incluso puede ser necesario algún color oscuro que se coma parte de la luz cuando la habitación es muy clara.

¿A través de que elementos podemos introducir el color?

dqcolor 1

Por supuesto el color en el dormitorio infantil se puede introducir a través del suelo o a través de las paredes, pero si lo hacemos así tal vez sea demasiado definitivo, hay otras opciones como la de elegir muebles coloristas, los de almacenaje, por ejemplo, con color, o también complementos textiles, esa es una de mis opciones favoritas porque, son los textiles, los que con más frecuencia se suelen renovar.

Antes de decidir que colores vamos a elegir y donde los vamos a colocar, podemos hacer pruebas con decoradores virtuales, que nos permiten hacer combinaciones de color tanto para la pared, como para el suelo, los muebles y el resto de complementos del dormitorio. Muchas empresas nos proporcionan en su propia web aplicaciones gratuitas que nos permiten hacer pruebas de color antes de elegir sus productos.

dqcolor 2

El rosa para niña y el azul para niño son siempre una buena opción, pero hoy en día hay otras muchas, tenemos que tener una mentalidad abierta y barajar todas las posibilidades, si no lo tenemos claro el blanco o el beige son siempre colores ideales como base y podremos contrastarlo con detalles en cualquier otro tono, hay incluso quien opta por el negro, aunque se ve muy moderno yo reconozco que para la habitación de un bebé, a mi no me convence.

Tendencias actuales en colores para el dormitorio del bebé

cambrass 1

Uno de los estilos que está hoy en día más de moda para la casa en en general y para el dormitorio infantil en particular, es el estilo nórdico. Los colores y las formas que lo caracterizan encajan a la perfección con el ambiente dulce y de relax que nos suele gustar para una habitación de bebé, de ahí que este estilo esté siendo tan demandado. Desde luego un dormitorio de bebé en tonos claros es un buen punto de partida para un dormitorio infantil en el que el niño vaya creciendo.

cambrass 2

Si queréis mi opinión yo votaría por el blanco o un color pastel de la paleta de vuestra elección para las paredes, dejaría una pared de impacto para una decoración más llamativa, con un mural o un vinilo, pero podemos esperar para decorarla a que el niño haya crecido un poco, los colores más intensos los introduciría a través del mobiliario y principalmente con los complementos, ya sean detalles decorativos o textiles, porque como ya dije es lo que resulta más fácil de cambiar, adaptándolo al gusto y las necesidades del niño según crezca.

Además de su función decorativa el color puede tener otras utilidades, por ejemplo nos puede servir también para separar ambientes, si bien mientras el niño es bebé, la habitación puede ser casi monocromática en colores claros, cuando el niño vaya creciendo puede ser buena idea marcar con tonos distintos la zona de estudio, la de descanso y la de juegos, y también nos puede ayudar a separar en el caso de habitaciones compartidas. Una amplia gama de colores está a nuestro servicio, solo hay que buscar la mejor manera de aprovecharla.

Fotos | Plage en facebook, Dqcolor, Zara Home y Cambrass
En Bebés y Más | Especial decoración de la habitación del bebé
En Decoesfera | Dormitorios infantiles

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario