"Muchas parejas sienten que son diferentes por no poder concebir". Entrevista a la psicóloga Olga Carmona

Síguenos

Problema fertilidad

Vamos a dedicar esta semana a hablar a fondo sobre la intertilidad y la esterilidad, las causas y los posibles tratamientos, pero también sobre los procesos emocionales que rodean estas circunstancias.

Y empezamos entrevistando a la psicóloga Olga Carmona, codirectora de Psicología CEIBE y con quien ya hablamos en nuestro anterior especial a propósito de la hipersexualización de las niñas.

En la primera parte de la entrevista que vamos a publicar hoy hablaremos con Olga Carmona sobre el proceso emocional al que se enfrentan las personas con problemas de fertilidad y que debe entenderse como un duelo.

Desde tu punto de vista profesional, ¿cual es el recorrido que vive una pareja con problemas de fertilidad antes de que se confirme el diagnóstico?

Depende mucho de la pareja y de las razones por las que quieren ser padres y depende también del diagnóstico por el cual son infértiles o estériles. Es importante distinguir entre esterilidad e infertilidad.

La esterilidad es la incapacidad para concebir (nunca de llega a producir un embarazo) mientras que la infertilidad es la incapacidad para llevar a cabo con éxito la gestación, pero sí puede concebirse, es decir que en el segundo caso suele haber un periodo más o menos largo de abortos recurrentes.

¿Hay emociones comunes en ambas situaciones?

En todo caso, ambas se viven con una infinita frustración e impotencia, pasando por las etapas habituales de un duelo: el shock, que suele ir acompañado de negación y donde se intentan buscar soluciones que buscan minimizar el problema; estamos cansados, necesitamos unas vacaciones, etc…

Después viene el enfado, la ira, la búsqueda de culpables. Esta es una etapa especialmente crítica para la pareja pues puede volverse en contra uno del otro.

Después suele iniciarse una etapa de negociación, donde nos sentimos dispuestos a hacer lo que haya que hacer para lograr ese hijo que cada vez se vuelve más imposible y se inicia el largo y doloroso camino de los tratamientos donde además, las expectativas suelen ser desmedidas y los fracasos vienen de la mano uno detrás de otro lo que da lugar al inicio de la siguiente etapa: depresión o ansiedad, dependiendo de la estructura de personalidad de la mujer o de la pareja.

Es una etapa muy dura, larga, desgastante, donde se ve amenazada la esencia de nuestra feminidad y/o masculinidad, donde percibimos una pérdida casi total del control de nuestras acciones y deseos, y donde todavía no hemos entendido que el camino hacia la maternidad o paternidad se ha convertido en una carrera de fondo, en una montaña rusa donde un día estamos arriba del todo, tocando con la punta de los dedos la certeza de un hijo y al siguiente hemos descendido al infierno del vacío otra vez, el vacío de nuestro vientre y de nuestra vida. Y hay que sacar fuerzas de flaqueza para volver a empezar.

¿Es muy grande el choque de descubrir que no se puede tener hijos?

Si. No es algo que hayamos valorado como posible a lo largo de nuestra vida, tenemos el espejismo mental de que controlamos nuestra fertilidad, de que depende de nosotros al cien por cien.

Por tanto, es difícil de encajar y no se vive como una patología más, sino que tiene todo un aspecto psicoemocional donde términos como culpa o inferioridad empiezan a tener vida propia.

¿Podríamos decir que hay un proceso de duelo con sus fases?


En toda regla, como he explicado anteriormente. La diferencia es que el camino para llegar a la aceptación es más largo porque la posibilidad aparece y desaparece constantemente.

En un proceso de duelo por muerte, no existe la posibilidad de devolver la vida a quien hayamos perdido. En un proceso como la infertilidad o esterilidad, cada uno con sus diferencias, es más largo el camino de la aceptación porque hay muchos momentos donde las expectativas se renuevan y parece que podamos lograrlo.

¿Que debería hacer una persona o una pareja que tiene problemas de fertilidad antes de tomar la decisión de acudir a tratamientos?


En mi opinión, cualquier pareja debe reflexionar de forma profunda y honesta sobre las razones por las que quiere tener un hijo.

En el caso de una pareja que tiene problemas para ello y teniendo en cuenta el duro camino que van a recorrer y que no siempre termina en éxito, deberían hacer un ejercicio de diálogo, acordar en qué momento parar, y buscar apoyos especializados y no especializados, es decir, contar la ayuda de profesionales que les acompañen en el recorrido y contar también con familia, amigos que hagan de red.

Nunca aislarse ni mucho menos vivirlo como algo vergonzoso. Y digo esto porque muchas parejas sienten que son diferentes e inferiores por no poder concebir como la mayoría de la gente y lo ocultan.

El camino es tremendamente duro como para pasarlo en soledad y no pagar precios muy altos por ello.

¿Cómo se vive ese proceso, contando con que no siempre hay éxito al primer intento?


Es un proceso agotador y doloroso, frustrante y lleno de obstáculos, pero va a depender mucho de las motivaciones que les han llevado hasta ahí, de la solidez de la pareja, de la estructura de personalidad de cada uno y también del diagnóstico.

Hay algunas patologías que tienen solución aunque el proceso se alargue y sea difícil y otras que no la tienen.

Y un tercer caso, en mi opinión el más desconcertante, que es cuando la medicina no puede establecer la causa porque aparentemente todo está en orden. En este último caso, la falta de razones, de certezas, de estrategias, se suma a la falta de entendimiento de qué es lo que está pasando y porqué. La aceptación es casi imposible, por lo que se puede permanecer durante mucho tiempo en las etapas posteriores del duelo sin posibilidad de cerrar la puerta.

Le agradecemos a la psicóloga Olga Carmona la entrevista que ha concedido a Bebés y más y mañana continuaremos hablando con ella dentro de nuestra semana especial sobre la infertilidad.

En Bebés y más | “Las niñas van asumiendo con naturalidad perversa su condición de objetos sexuales”. Entrevista a la psicóloga Olga Carmona, Concebir después de la reproducción asistida: ser padres contra todo pronóstico, El estrés en los tratamientos de fertilidad

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario