Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Tienes una llamada: tu hijo de 10 meses al teléfono (los 10 juguetes más queridos)

Tienes una llamada: tu hijo de 10 meses al teléfono (los 10 juguetes más queridos)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A su manera, puede que hasta lo esté intentando y trate de marcar los números que le conecten con su madre a otro nivel hasta ahora desconocido, pero muy atractivo y estimulante.

Porque ¡cómo les gusta a los niños jugar a ser mayores! Supongo que esa es una de las motivaciones que les impulsa a aprender cosas nuevas. Imitan nuestros gestos, nuestras palabras, nuestras reacciones a los diferentes estímulos…en definitiva, somos su principal referente, lo cual nos produce un orgullo inmenso, a la vez que cierta responsabilidad.

Uno de nuestros comportamientos que más les llama la atención y que tienden enseguida a imitar es el hecho de hablar por teléfono. Los sonidos, las luces de la pantalla, el teclado, todo les resulta atractivo y pronto encuentran alguna cosa que llevarse a la oreja y con la que mantener una “conversación” en su idioma particular. Y si este objeto tan familiar les resulta divertido, ¿por qué no aprender también mientras disfruta jugando?

El teléfono aprendizaje de Fisher-Price está diseñado para que el niño pueda sujetarlo con facilidad mientras presiona sus teclas. Simulando un teléfono real, además del teclado numérico incorpora otras funciones que van a contribuir al desarrollo de la motricidad fina, mientras se estimula al bebé visual y auditivamente.

Un 10 en aritmética y en lenguaje

Teléfono aprendizaje Fisher-Price 2

Con solo pulsar una tecla, el número o la letra aparecen en una pantalla, mientras un refuerzo vocal lo nombra. Esto ayuda a que el niño se familiarice con el abecedario, reciba sus primeras nociones sobre aritmética y otros conceptos de aprendizaje básicos.

Un teléfono que se ha convertido en uno de los 10 juguetes más queridos por niños que abarcan una etapa de desarrollo muy amplia desde los 6 hasta los 36 meses y que cada uno adaptará a su capacidad de entendimiento, pero que en cualquier caso va a representar una forma muy divertida y dinámica de aprender cosas que luego le van a resultar muy prácticas.

Los que ya tienen cerca de 36 meses, probablemente no tengan ninguna dificultad a la hora de distinguir los números y las letras, pero seguro que son más conscientes de la verdadera utilidad de este aparato. Mantendrán “conversaciones” con sus abuelos, tíos o amigos, te animarán a participar en ellas y en poco tiempo serán capaces de memorizar el teléfono de casa. Por cierto, está sonando, ¿será tu hijo?

En Feliz Aprendizaje | Los 10 juguetes más queridos: Pirámide balanceante, grandes clásicos

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos